El nuevo Moto X de Lenovo da la cara y por el momento convence

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Ya se han comenzado a tener datos respecto a la llegada del nuevo Moto G, el modelo por excelencia de gama media en el mercado Android, y ahora lo toca el terminal que se pone en juego para competir con los mejores del mercado: el Moto X -ya de la mano de Lenovo-. Y, lo cierto, es que todo “pinta” realmente bien.

El terminal de gama alta que lanzaba Motorola de forma manual siempre ha sido un terminal muy solvente pero se situaba un pequeño escalón por debajo de su competencia en el mercado (esto se veía solucionado con un sistema operativo sin apenas modificación alguna respecto al que lanza Google). Pues bien, gracias a una prueba de rendimiento -GeekBench-, el Moto X de este año no será así y apenas tendrá nada que envidiar a los modelos de gama alta que ya hay en el mercado, como por ejemplo el Samsung Galaxy S7 o el HTC 10.

Motorola Moto X Force Portada

la nomenclatura del modelo que se ha conocido es XT-1650, lo que encaja perfectamente para que sea el nuevo gama alta del que hablamos, en especial como continuación del actual modelo Pure Edition. Y, por lo que parece, este terminal podría llegar junto al Moto G de este año, del que el CEO de Lenovo ya indicó que se presentaría a principios del mes de junio. Por lo tanto, es de esperar un evento combinado.

Lo que se ha conocido del Moto X

Gracias al benchmark que hemos indicado, del que se puede ver la captura de pantalla correspondiente tras este párrafo, dos de los elementos esenciales de cualquier terminal Android serán muy potentes: su procesador es un Snapdragon 820, por lo que iguala a lo mejor que hay en el mercado con SoC de Qualcomm, y en lo que se refiere a la RAM, esta alcanzará los 4 GB (dejando libres 3.778 MB, por lo que de nuevo el sistema operativo no será especialmente pesado y mantendrá aquí su forma de trabajar). Así, lo resultados obtenidos son bastante positivos e interesantes:

Resultados del nuevo Moto X de Lenovo en GeekBench

Como es lógico pensar para competir de tú tú, el nuevo Moto X llegará con lector de huellas y un diseño acabado en metal por completo, y no le faltará Android Marshmallow como sistema operativo. Evidentemente, no hay dato alguno respecto al diseño que tendrá. Pero, lo cierto, es que para mantenerse como un opción el mercado se necesita modelo realmente potente que no desentone con dispositivos como el mencionado Galaxy S7 o el Mi 5 de Xiaomi -eso sí, el avance en lo que se refiere a la cámara debe ser también grande-. Con lo que se ha conocido por ahora esto puede conseguirse, y Lenovo parece que va por el camino correcto. ¿Qué opináis vosotros?

Fuente > GeekBench