Android N llegará sin tecnología de detección de presión 3D Touch

Escrito por Emmanuel Jiménez

El iPhone 6s innovó con una característica que hasta ese momento no había llegado en ningún smartphone (excepto en el Huawei Mate S lanzado poco antes), que era la detección de presión en la pantalla. Está por determinar si de verdad será el futuro de los móviles y si es algo realmente útil, pero parece que no será una característica que vaya a estar presente en el lanzamiento de la nueva versión del sistema operativo Android N.

Ya hay móviles con esta tecnología

Hay móviles con Android que cuentan ya con una tecnología de detección de presión similar al 3D Touch del iPhone. El Huawei Mate S es uno de esos casos, por ejemplo, y se lanzó incluso antes que el móvil de Apple. Pero hay más casos. Hasta Meizu tiene su propia tecnología, mPress. Por todo esto, creíamos y parecía claro que Android N, la nueva versión del sistema operativo que se lanzará este verano, contaría con una tecnología parecida de detección de presión en la pantalla. Esta tecnología en realidad formaría parte de una API que los fabricantes podrían utilizar, siendo común para todos los móviles Android, y siendo Google el que ofrecería dicha tecnología a los fabricantes, lo que les ahorraría mucho trabajo, y conseguiría que la calidad de dicha tecnología fuera la esperada.

Android Logo

Sin embargo, parece que finalmente Android N no llegará cuando se lance con esta tecnología. Al menos, eso es lo que nos dicen las últimas informaciones. Se cree que sí podría recibir una actualización en el futuro que incluiría dicha tecnología. Es decir, que no habría que esperar un año más a una nueva versión, sino que ya se lanzaría una actualización de mantenimiento que añadiría esa característica. En cualquier caso, no es una gran noticia para Android, ni tampoco para los fabricantes, que tendrán que decidir qué hacer, si seguir trabajando en sus propias tecnologías, para más tarde integrar la de Google, o si directamente renunciar a dicha tecnología hasta que Google la integre de forma nativa en Android. Mientras tanto, el iPhone 7 ya prepara su lanzamiento para la segunda mitad de este año. Sin duda, un problema tanto para el sistema operativo, como para los fabricantes.