4 inconvenientes al disparar en RAW con tu móvil

Escrito por
Samsung

A los que nos gusta la fotografía, nos gusta decir eso de que siempre que sea posible, se disparen las fotos en RAW. Ya hay bastantes móviles con los que es posible disparar fotos en este formato, pero lo cierto es que existen también ciertos inconvenientes con este formato. 4 concretamente son los que yo encuentro a la hora de disparar fotos en RAW.

1.- Los archivos pesan más

Es obvio. Uno de los motivos por los que siempre decimos que es mejor capturar fotos en RAW es porque captamos más información. Gracias a eso, después podemos realizar modificaciones en la fotografía sin perder calidad. Pero es lógico que una foto con más información es una foto que pesa más, ocupa más espacio. Si esta foto está ocupando más espacio en nuestra memoria, estamos perdiendo espacio disponible. Si además tenemos un móvil que no nos ofrece la posibilidad de ampliar la memoria por medio de una tarjeta microSD, como el Samsung Galaxy S6, por ejemplo, esto será un problema muy notable. Cada foto en RAW nos quitará mucho espacio de nuestro smartphone. Y ya no es un problema capturar una única foto, sino capturar una ráfaga o todas las fotos en este formato.

Samsung Galaxy S7 vs LG G5

2.- Tienes que procesar los datos

Los archivos RAW, en realidad, son fotografías en crudo, requieren de un procesador para tener el aspecto final de una fotografía real. Es por eso que capturar fotos en RAW no tiene lógica si no las vamos a procesar después. Existen ya apps para procesar este tipo de archivos en móviles y tablets, pero para eso hay que tener conocimientos y tiempo. Además, no tendremos las mismas posibilidades de editar una foto en el móvil que de editarla en el ordenador.

3.- Perdemos inmediatez

Por lo anterior estamos perdiendo inmediatez, y en muchas ocasiones lo que queremos precisamente es capturar una foto para compartirla en redes sociales o en Instagram. Para esto, el RAW es un problema. Claro está, podemos capturar RAW+JPEG, pero esto ocupará todavía más espacio. Es un problema a trabajar en los smartphones y que de momento no tiene mucha solución. Lo único que podemos hacer es aprender a procesar fotografías, y procesarlas con el software disponible para móviles. Claro está, esto no es simple ni es algo sencillo para alguien que acaba de iniciarse en la fotografía. Sí será una opción para un aficionado avanzado que ya conozca programas como Lightroom o que tenga conocimientos de procesado de fotografías, pero no para alguien que simplemente quiere disparar en RAW porque es una opción que le ofrece su móvil.

Camara de Google

4.- La Nube

Un último aspecto negativo que nos encontramos es la Nube. Alguien podría pensar que no hay problema aunque en nuestro móvil no se puedan almacenar fotos en una tarjeta microSD externa porque tenemos espacio ilimitado en Google Fotos para subir nuestras fotos. Sin embargo, no es así. El espacio ilimitado en Google Fotos solo es ilimitado con una resolución y una calidad en concreto. Cuando configuramos Google Fotos podemos elegir si queremos que se compriman las fotos para ocupar menos espacio, teniendo así espacio ilimitado, o si queremos que se almacenen en alta calidad, lo que nos llevará a no tener la opción de tener espacio ilimitado. Lógicamente, si estamos capturando fotografías en RAW es porque queremos que la calidad de la foto sea lo más alta posible. Y esto no es compatible con subir fotos a la Nube, donde casi todos los servicios nos llevan a perder calidad en la fotografía que estamos subiendo.

Así, nos encontramos con una característica nueva que está llegando a los smartphones pero que no acaba de tener una completa lógica según lo que son hoy en día los móviles. De hecho, si por algo se utilizan tanto los móviles para capturar fotos es por esa inmediatez que nos dan a la hora de compartir una foto. Ya existen cámaras capaces de capturar fotos en RAW de pequeño tamaño, y de nivel profesional. Los fabricantes tendrán que seguir trabajando para que todo se mantenga en equilibrio. No tiene ninguna lógica que podamos disparar fotos en RAW y no tengamos espacio para almacenar dichas fotos, o que las fotos que se suben a Google Fotos, teóricamente ilimitado, no sean en alta calidad, sino con compresión.