Año 2016: merece la pena gastar algo más en un móvil

Escrito por
Android

El año 2016 llega con novedades muy curiosas en el mundo de los smartphones. Analizando todo lo que ha llegado hasta ahora, hay que decir que el mercado está mucho mejor que el año pasado a estas alturas, tanto en la gama media como en la gama alta, y hasta en la gama básica. Quizás lo peor se lo lleva esta última gama. Y es que, debemos gastar algo más para conseguir un buen móvil, pero la diferencia merece la pena.

El año pasado la gama media era un engaño

Nada que ver lo que se lanzó el año pasado con lo que llamamos gama media. La verdadera gama media la estableció el Motorola Moto G original cuando se lanzó. Eso sí era un móvil de gama media. Por debajo de los 200 euros, y con características propias de un móvil de su nivel. Pocas mejoras llegaron a las sucesivas versiones de este, aunque el precio seguía siendo el mismo o incluso algo superior. El resto de móviles de gama media seguían el mismo camino. Y a excepción de algunas marcas como Meizu, Xiaomi o LeTV, todo lo que se lanzó de gama media era un engaño. Eran móviles de gama básica, con las características de los gama media de generaciones anteriores, con los mismo precios. Este año eso ha cambiado.

Moto G4 Plus

Los fabricantes empiezan a competir

Claro que, si bien parecía que el año pasado los fabricantes hubieran pactado para lanzar móviles de gama media que eran de gama básica pero más caros, este año los fabricantes han comenzado a competir con móviles de gama media con características destacables: un gran diseño en el caso del Huawei P9 Lite, una cámara muy buena en el caso del Moto G4 Plus… Pero sí es cierto que esto nos ha llevado a que este año tengamos que gastarnos algo más de dinero en comprar un móvil. No obstante, realmente merece la pena. El año pasado nos gastábamos unos 200 euros en un móvil de gama básica. Este año nos gastaremos algo menos de 300 euros en un móvil de gama media-alta. La diferencia es muy notable, y saldremos ganando si estamos dispuestos a gastarnos un poco más de dinero en el smartphone.

El caso del Moto G4 Plus me parece el más destacable de todos. Con su cámara, bien podrá seguir compitiendo con los móviles de gama media dentro de unos años, y bien podrá seguir ofreciéndonos fotos de buena calidad dentro de unos años. Para eso, solo hay que gastarse unos 270 euros. Lo mejor es que incluye la posibilidad de ampliar la memoria por medio de tarjeta microSD, por lo que no tendremos problemas de memoria, y es resistente al agua, con un diseño que también parece bastante resistente, renunciando al metal, por lo que parece un móvil preparado para aguantar unos cuantos años.

Sí, es cierto que hace unos años con gastarnos 180 euros podíamos conseguir un Moto G que era un gama media bastante bueno. Este año tendremos que gastarnos 100 euros más para conseguir un móvil que se equipara a este, aunque lo mejor notablemente con respecto al resto del mercado.

Moto G4 Portada

Y no es el único ejemplo. Tenemos más, como el Honor V8, por ejemplo, si ya buscamos algo en la gama alta, o como el Xiaomi Redmi 3 Pro si estamos dispuestos a comprar un móvil chino y no tener casi garantía en Europa. Son diferentes las opciones que tenemos. Incluso el OnePlus 3 podrá ser una buena opción si ya queremos un verdadero “flagship killer”. Este año se presenta muchísimo mejor que el año pasado. Si no cambiaste de móvil el año pasado, puede que este sí sea el año para cambiar de móvil. El año que viene veremos móviles que innovarán en materia de realidad virtual y demás, pero si lo que quieras es un móvil con una buena relación calidad/precio y sin muchas florituras, este será el año para comprarlo.