El borrado completo en remoto llega a la versión Android de código abierto

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Desde hace un tiempo el Administrador de dispositivos de Android ofrece la posibilidad de eliminar el contenido de los teléfonos y tablets en remoto. Para ello se puede utilizar la web creada a tal efecto, como te contamos en este artículo en Android Ayuda. Pues  bien, esta funcionalidad llega potenciada a la versión de código abierto de Google, para que de esta forma todos los desarrolladores puedan utilizarla.

Este desarrollo, conocido como AOSP, es el que muchos utilizan para crear las ROMs que se instalan en los terminales Android (incluso algunas compañías es en la que basan sus propios fork). Por lo tanto, el liberar esta opción es un paso más para que cualquier usuario que tenga un dispositivo con el sistema operativo de la compañía de Mountain View le de uso. En pocas palabras: se universaliza la posibilidad de borrar en remoto el contenido de forma avanzada.

Android-seguridad

¿Y cuándo se debe usar esta opción? Pues básicamente, si se ha perdido el teléfono (o es robado) y se teme por la integridad de los datos que se contienen. Una vez que se da la orden, en cuanto el dispositivo está conectado ala red se procede a la eliminación, que no es posible frenar de ninguna de las maneras. Y, por lo tanto, se está seguro que los datos contenidos o la información de las cuentas no está en peligro. Una herramienta, cuando menos, útil.

Se va un paso más allá

Pues sí, aparte del borrado habitual, ahora lo que es posible hacer es eliminar todo al nivel que se conoce como “brick”, que deja inservible el dispositivo para el uso habitual. Y, esto, es lo más efectivo si se cree que no se podrá recuperar el teléfono o tablet. Además, en entornos profesionales este es un buen añadido, ya que las compañías pueden estar mucho más seguras de que sus datos no están expuestos si hay una pérdida o robo.

Lo que se hace es comenzar con un proceso que va copiando ceros en las zonas más importantes del dispositivo en cuestión, como pueden ser los lugares en los que está el bootloader, el menú recovery y, también, en todas las particiones contenidas. De esta forma, se queda inservible el terminal y, si se enciende, se queda en un bootloop infinito. Un detalle importante es que las compañías que incluyan este nuevo añadido en la versión AOSP de Android, pueden establecer un configuración personalizada para el nivel de “brick” que se realizará (y, esto, es muy interesante ya que incluso las tarjetas microSD son una opción).

Android seguridad

Habrá que ver si esta posibilidad si se incluye en la versión Android habitual, ya que en caso de ser así se debe implementar una herramienta que permita estar seguro que no se comenten fallos ya que hablamos de un proceso realmente potente -y que puede ser completamente irreversible-. Por lo tanto, en este momento no es posible darle uso en el Administrador de dispositivos que existe de Google. Veremos si con Android N tendremos alguna noticia más, pero hay que ser extremadamente cuidadoso con esta funcionalidad… pero la verdad es que es realmente interesante y potente. ¿No os aparece?

Fuente > Android AOSP