5 claves para evitar que te roben el móvil en playa o piscina

Escrito por
Trucos

Se acerca el verano, y aunque aún quede algo de tiempo, lo que sí está aquí ya es el calor. Con el calor, llegan los viajes a la playa, y las piscinas se abren. Sin embargo, uno de los grandes temores de los usuarios es dejar el smartphone junto a la sombrilla o la mochila, mientras se bañan o se van a pasear, por la posibilidad de que estos sean robados. Aquí tienes 5 claves para evitar que te roben el móvil en playa o piscina.

1.- No lleves el móvil

Empecemos por las obviedades. No te lleves el móvil a la playa o la piscina. Y ahora me diréis que eso es imposible. Eso implica no estar conectado. Eso implica no poder llamar a nadie, no poder ver el correo. Cierto, pero es la única forma de estar seguro de que no te van a robar el móvil. Sin embargo, existe un paso intermedio entre no llevar el móvil a la playa y llevarte tu último móvil de 800 euros a la playa.

2.- Lleva tu antiguo móvil

Con el ratio de móviles por usuario que tenemos en España, no es raro que tengamos algún móvil que no utilizamos. Un Moto G de primera generación o algo por el estilo. Es el mejor móvil para llevar a la playa. ¿Por qué? Porque es un móvil que ni siquiera se querría robar. Podrás seguir llamando por teléfono, podrás seguir viendo tu correo y redes sociales, pero es difícil que te roben el móvil.

Sony Xperia M5

3.- Que tu móvil no luzca

¿Piensas ir a pasear a la playa? Si tu plan es pasear durante una hora por la playa, no saques el móvil antes para mirar si has recibido alguna llamada. Si los que están a tu alrededor no saben ni siquiera si tienes móvil, es más improbable que intenten robártelo. Sin embargo, si utilizas tu smartphone, todo el mundo ve que tienes el último Samsung Galaxy S7, y luego lo guardas antes de irte a pasear, no será nada raro que alguien vea que es el momento perfecto para renovar su móvil.

4.- Lleva tu móvil contigo

Es simple. Si puedes ver tu móvil desde donde estás, es más difícil que alguien lo robe. Sin embargo, si alguien sabe que hace media hora que te fuiste, y hace media hora que nadie se ha acercado a tu móvil, es más probable que piense que tiene al menos unos minutos para robarte tu smartphone. Así, lleva tu móvil contigo. Existen fundas que protegen a tu móvil del agua, que incluso se pueden sumergir en el agua. No digo que lo metas en el agua, no. Solo digo que lo lleves contigo, y si después de pasear durante dos horas quieres bañarte, deja el móvil y una toalla cerca de la zona en la que estés. Será más difícil que alguien intente robarte el móvil estando ahí que estando a varios kilómetros de donde estás.

5.- Si lo dejas, ocúltalo

No obstante, es posible que aun con todo esto, solo encuentres una posibilidad, y es la de dejar el smartphone en la sombrilla, o en la mochila. Si ese es el caso, ocúltalo. No lo dejes en el bolsillo externo de la mochila que lleves. Tampoco lo dejes en el bolsillo interno. Se venden fundas especiales que aparentar ser botes de bronceador en los que se pueden ocultar el móvil y las llaves. Podrías incluso tú mismo utilizar uno de estos botes vacíos para conseguir algo parecido, y complicar así la vida a cualquier posible ladrón.

Eso sí, no te olvides de algo. Hace unos años, algunos de nosotros llevábamos el móvil igualmente a la playa. Hoy en día, todo el mundo lleva el mundo a la playa, por lo que todo el mundo va a dar por sentado que cerca de ellos hay un móvil de gama alta, o que al menos tiene algún valor. No des por sentado que no te lo van a robar, porque es cuando más fácil es que te lo roben. Principalmente, evita los móviles de nueva generación en la playa.