Los móviles son ahora más frágiles que nunca, salvo excepciones

Escrito por
Android

Tiene gracia, que ahora digamos que los móviles llegan con materiales premium, cuando en realidad ahora están llegando móviles que son más frágiles que nunca. Quizás en apariencia son más bonitos, quizás alguno de los elementos sea muy resistente, como la pantalla. Pero lo cierto es que los móviles en general plantean diseños más frágiles.

Móviles más frágiles

Sí, es cierto que nos encontramos con algunas excepciones muy notables, como es el caso del Moto Z Force, resistente a los golpes, y con una pantalla ShatterShield supuestamente irrompible. Pero también es cierto que con casi todos los móviles ocurre lo contrario. En la búsqueda por contar con smartphones con materiales Premium, nos hemos encontrado con móviles que son mucho más frágiles. Por ejemplo, ¿quién dijo que el cristal o el metal eran mejor que el plástico? Claro, a priori lo son. Al ver un móvil de aluminio dorado, pensamos que es mejor que un móvil de plástico negro. No pensaremos lo mismo cuando el smartphone se lleve un pequeño golpe, y debido a las propiedades del aluminio, quede una marca para siempre en la carcasa, algo que no pasaría con el plástico, mucho más flexible. Claro que, si hablamos del cristal, no hablamos de algo mejor, sino más bien todo lo contrario. Un pequeño golpe en cualquier superficie de la carcasa puede provocar la rotura completa de la carcasa en cientos de pedazos. En definitiva, hemos pasado a móviles más frágiles.

Xiaomi Redmi Note 3

Siguen siendo de plástico

Y el gran problema es que aunque son móviles supuestamente con materiales premium, siguen siendo móviles que cuentan con algunas piezas de plástico, aunque estén ocultas detrás de una capa de pintura metalizada. Es el caso del Xiaomi Redmi 3. Metálico en su carcasa posterior, de cristal en su carcasa frontal, pero la pequeña pieza que rodea todo el móvil, y que une el metal con el cristal, es precisamente la que más expuesta está a los golpes. Esta es de plástico, y de un plástico de mala calidad. Cualquier golpe dejará una marca en el frontal que además eliminará la pintura, lo que hará que sea muy notable en la versión dorada del smartphone, por ejemplo.

Y es tan solo un ejemplo de lo que tenemos hoy en día en el diseño de los smartphones. Móviles más bonitos, pero mucho más frágiles. Al final, nos los presentan como móviles muy finos y preciosos, en los que se ha trabajado mucho para que el diseño sea el mejor. Y acabamos comprando fundas que cuestan 5 euros extremadamente feas para que los móviles no se rompan. A veces preferiría que en los eventos de presentación se dedicaran a presentar la funda definitiva para mi smartphone, con el mejor diseño del mundo. A fin de cuentas, la funda es lo que se ve, pues pocos usuarios llevan el móvil sin funda. Yo quizás, soy uno de los pocos. Y es por eso que antes o después todos mis móviles acaban con marcas o golpes que dañan el aspecto del mismo.

Solo queda elegir, ¿quieres un móvil bonito sin funda que se dañe, o un móvil que no se dañe pero con una funda fea?