Qué es exactamente la pantalla Optic AMOLED del OnePlus 3

Escrito por
Oppo

El OnePlus 3 es un teléfono totalmente oficial, como ya indicamos en Android Ayuda. Este terminal ofrece un hardware bastante interesante que le convierte en una buena opción de compra para los usuarios en lo que se refiere a la relación calidad /precio. Aunque, la verdad, es que tiene algunos detalles que son mejorables.

Sea como fuere, en conjunto este modelo no está mal y, por ejemplo, en lo que se refiere al procesador y la RAM no tiene absolutamente nada que envidiar a los dispositivos de gama alta que hay en el mercado actual. Incluso, el diseño, muy parecido a los de HTC, es atractivo y ofrece opciones diferenciales, como puede ser su pantalla tipo Optic AMOLED.

Este panel, que no es de la partida en ningún otro modelo que el OnePlus 3, se convierte en un apartado que le hace distinto y, generalmente, esto tiene como consecuencia el ser atractivo para los potenciales compradores. Pero, en realidad, más de uno se hará una pregunta: ¿qué es exactamente la pantalla Optic AMOLED y que beneficios tiene?

Diseño del OnePlus 3

Explicaciones desde OnePlus

La verdad es que en la presentación del terminal no quedó realmente claro que ofrece diferente este panel, que evoluciona desde los SuperAMOLED y, por lo tanto, en qué mejora a estos. Y, para algunas dudas, el propios CEO de la compañía, Carl Pei, ha explicado lo que gana el OnePlus 3 al utilizar este componente. Ya avanzamos que no hay grande novedades en lo que se refiere al hardware, por lo que se mantiene que no se active píxele alguno para representar los negros, por ejemplo.

OnePlus 3

El caso es que el panel Full HD del nuevo terminal lo que ofrece son variaciones que mejoran la representación  de los colores -concretamente la temperatura- para que, así, estos sean mucho más reales a la vista del usuario. De esta forma, se corrige en parte lo que siempre se dice de los paneles AMOLED, que es su tendencia a ser “fríos”, aunque en la última generación de los SupèrAMOLED esto ya no es tan evidente. También los “tweaks” supuestamente mejoran el contraste, lo que en principio favorece a una mayor calidad de las imágenes. Y, todo esto, con el objetivo de ganar mayor “realismo”, según el propio Pei.

Por lo tanto, se confirma que la pantalla que incluye el OnePlus 3 es una SuperAMOLED modificada por el fabricante vía software y, por extensión, que los cambios que se aprecian en el panel no parece que vayan a ser muy impactantes. Aunque, cuando tengamos uno de estos terminales en las manos, saldremos de dudas. ¿Os parece este un cambio muy relevante? ¿Tendrá algún efecto en el consumo del que nada se ha hablado?