Google nos volverá locos diciéndonos qué enfermedad podemos tener según nuestros síntomas

Escrito por
Google

No sé a quién se le ocurrió esta idea en Google, pero desde luego a nadie que conociera a algún hipocondríaco. Lo dicen los médicos, que no utilicemos Internet cuando nos sintamos mal para tratar de averiguar qué nos pasa. Nadie hace caso de eso. Pero si ahora además Google quiere ser la que nos ofrece las recomendaciones sobre las posibles enfermedades que tenemos según los síntomas, ya no habrá forma de escapar a la hipocondría.

Antes de ir al médico, cualquiera de nosotros utilizamos Internet para tratar de saber por qué nos encontramos mal, y qué es lo que no puede estar ocurriendo. Es una realidad. Google lo sabe, y es por eso que habría decidido pasar a ofrecernos información sobre cuál podría ser nuestra enfermedad antes de que nosotros vayamos al médico. Esto puede ser positivo, pero a la vez puede ser muy negativo. Puede ser positivo porque Google puede ofrecernos información más precisa basada en toda la cantidad de datos que hay, e incluso podría ser útil para nosotros. Al fin y al cabo, ya que buscamos en Internet, al menos tendremos la opción de tener una fuente relativamente fiable. El gran problema de esto es que no existe ninguna fuente fiable que sea capaz de actuar como una mente humana y darse cuenta de algunos factores. Desde que nosotros mismos podríamos estar interpretando mal los síntomas, que podríamos estar describiéndolos mal, o simplemente que podríamos haber una gran cantidad de factores que una mente humana, un médico, sí sería capaz de percibir, y una máquina como Google no.

Ok Google

Todo ello por no hablar de que facilitar la información podría hacer que los usuarios hagan todo lo contrario a lo que le dicen los médicos, que es que no busquen información en Internet. La idea de Google sería dar información de la misma forma que cuando introducimos una suma o una resta nos ofrece el resultado directamente, es decir, sin tener que seleccionar ningún resultado.

Esta función llegará ya en los próximos días a Estados Unidos, pero pronto estará disponible en otros idiomas y países. Eso sí, aunque Google ha dicho que el único objetivo de esta función es la de tener un propósito informativo, y que toda la información estará basada en fuentes fiables, ya ha habido algunas críticas a esta función por parte de la comunidad médica. Veremos qué ocurre finalmente.