Uno de los problemas de los cristales templados en los móviles

Escrito por Emmanuel Jiménez

Los cristales templados para los smartphones se han convertido en una de las mejores opciones si queremos evitar que la pantalla del móvil se rompa. Por lo general, reciben el primer golpe, y esto evita que se rompa el cristal del móvil. Solo hay que quitar el cristal templado roto y poner otro diferente. Sin embargo, lo cierto es que estos cristales también plantean algunos problemas relevantes.

No funciona bien la pantalla táctil

Aunque no ocurre en el caso de todos los cristales templados, y depende del smartphone, al final algunos cristales templados generan un problema para los usuarios, y es que la pantalla ya no reacciona igual de bien que sin el cristal templado. Y suele ocurrir principalmente cuando el móvil está conectado a la red eléctrica. Es decir, cuando el smartphone está cargando. Esto es un problema, pues nos dificulta, por ejemplo, escribir cuando el móvil está cargando, por la dificultad para que el móvil reconozca las pulsaciones.

 

Esto no tiene que ser un problema que afecte a todos los móviles. Está claro que el campo electromagnético que se genera al estar cargando el móvil hace que la pantalla reaccione diferente, y esto puede variar en función de los materiales con los que está construida la carcasa, o incluso la calidad del propio cristal templado.

Sea como sea, esto al final genera un conflicto. Puede que no usemos el móvil nunca cuando esté cargando, pero si lo vamos a utilizar, como ha sido mi caso, al final acabamos quitando el cristal templado, y entonces volvemos a contar con un móvil que si recibe un golpe en la pantalla, podría acabar con un cristal roto.

Un problema difícil de calcular, pues no sabremos exactamente con qué cristales se producen estos problemas y con cuáles no, o si es un problema de nuestro móvil o no lo es. Quizás la llegada de cristales como el Gorilla Glass 5 puedan ser un gran lanzamiento por eso mismo.