Las actualizaciones de las apps de Google Play serán menos pesadas

Escrito por Emmanuel Jiménez

Las actualizaciones de las apps son un proceso que se produce casi todos los días, bien para unas aplicaciones o para otras. Las apps son cada vez más pesadas, y si no tenemos siempre WiFi, serán muy pesados los archivos que tendremos que actualizar. Sin embargo, Google ya se está encargando de mejorar esto para que las actualizaciones de las apps de Google Play sean menos pesadas.

Un nuevo algoritmo de compilación

La idea es la siguiente. Vamos a tratar de explicarlo para que sea algo comprensible por usuarios que no tengan conocimientos de programación. Una aplicación definitiva es un archivo único con un peso determinado. Cuando actualizamos una app, lo que estamos haciendo en realidad es descargar de nuevo ese gran archivo único. Supongamos que ese archivo pesa 100 MB porque es una app pesada como un juego.

Google Play Portada

Sin embargo, realmente, cuando estamos actualizando una aplicación, gran parte de esa app no cambia, solo una pequeña parte. ¿Cuánto? Depende de la importancia de la actualización. Una actualización de poca relevancia podría afectar a un porcentaje muy pequeño de la aplicación, como un 5%, mientras que una gran actualización quizás a un 20%. No obstante, nosotros no descargamos solo el 20% del peso total de la app, o solo el 5%, sino toda la app, porque cuando se compila, se crea un archivo único que es el que descargamos.

La idea es simple, poder de alguna forma “separar” los diferentes elementos de la aplicación de forma que cuando tengamos que proceder a actualizar una app, no tengamos que pasar a descargar de nuevo todo el archivo para poder actualizar dicha app, sino que solo descarguemos lo estrictamente necesario para actualizar la aplicación. De esta forma, aquellos usuarios que no tienen WiFi, que cada vez son más, podrían descargar las actualizaciones sin miedo a que consuman muchos datos. Decimos esto también pensando en el futuro. Hoy por hoy, muchos tenemos WiFi en casa. Pero las conexiones móviles son cada vez más rápidas, y cada vez más económicas. Pronto quizás tengamos datos ilimitados en el móvil a altísima velocidad, hasta el punto de que ya no nos interese una red fija en casa. Si la estabilidad de la red móvil llega al nivel requerido, esto podría ocurrir. Es más, probablemente esto ocurrirá en un futuro. Es bueno que Google trabaje en estas cosas para agilizar los procesos en las actualizaciones.