¿Sigue siendo Xiaomi la Apple de China?

Escrito por Emmanuel Jiménez

Xiaomi ha pasado por diferentes fases a lo largo de su historia. La compañía en su momento parecía ser capaz de alcanzar a Samsung y Apple en ventas. Hoy eso parece imposible. Sin embargo, es una compañía mucho más grande que hace años. ¿Sigue siendo Xiaomi la Apple de China?

Xiaomi y su futuro

Es indudable que Xiaomi es una compañía que ha sido inspirada en muchas otras. Tenemos influencia clara de Apple en los primeros smartphones de la compañía. De hecho, casi podían ser considerados clones en algunos casos de los teléfonos inteligentes de los de Cupertino. No pueden ser lanzados todavía en Europa y Estados Unidos por cuestiones de patentes. Y todavía tienen problemas para lanzar sus móviles aquí. No tiene tanto que ver con el diseño de los móviles como con el hecho de que Xiaomi es una compañía relativamente nueva. Eso significa algo, no tienen una cartera de patentes con la que plantar cara a los portfolios de patentes de compañías como Apple, Samsung o Huawei. Si Xiaomi quisiera lanzar en Europa sus móviles, tendría que llegar a acuerdos con compañías que compartieran sus patentes. Para esto, sus precios tendrían que subir, y su éxito ya no sería el mismo. Xiaomi trabaja para lanzar sus móviles con el precio que tienen actualmente, pero en nuestro continente. No va a ser fácil para Xiaomi conseguir eso. Y de ahí su frenada en la tabla de fabricantes que más móviles venden. OPPO y Vivo han superado a Xiaomi, y Huawei está ya muy lejos de su rival en China.

Xiaomi Redmi 3 Pro

Xiaomi, una compañía con personalidad propia

Aun así, Xiaomi sigue siendo una compañía con personalidad propia. Quizás, de todas las compañías chinas, sigue siendo la que más nivel tiene en sus smartphones y sus productos en términos generales. Quizás podamos ver algún smartphone que supere a los Xiaomi, como el Huawei P9, por ejemplo, pero aun así, Xiaomi cumple en calidad en todos sus productos, desde sus smartphones hasta sus baterías externas o auriculares. Desde los más baratos hasta los más caros, siempre son exactamente lo que esperamos, e incluso un poco más. En eso, en lanzar productos muy buenos, sí que se siguen pareciendo a Apple. Pero la compañía se ha diversificado mucho, lanza muchísimos productos diferentes, y en eso se parecen más a Samsung.

Xiaomi ha perdido algo de potencial con respecto a lo que parecía que sería la compañía. Aspiraba quizás a convertirse en rival de Samsung y Apple, pero no lo va a ser, al menos no aún. Y en cualquier caso, nunca llegará al nivel de Samsung. Su forma de trabajar, su filosofía, encaja más con la de Apple. Y de hecho, encontramos una correspondencia perfecta en el mercado chino y el mercado internacional. Huawei y Xiaomi son Samsung y Apple. Y sus cifras serán parecidas. Veremos si de aquí a un tiempo no vemos cómo el mercado chino acaba dominando el internacional, marcas como Samsung y Apple acaban cayendo, y vemos a marcas como Huawei y Xiaomi en lo más alto de las tablas de ventas de smartphones, smartwatches, o lo que sea que por entonces se venda.

En su momento, China pareció el lugar ideal en el que fabricar los smartphones. Diseñados en California, pero fabricados, o “ensamblados” en China. No han tardado mucho tiempo en darse cuenta de que si ellos tenían la capacidad de fabricarlos, también de venderlos, y por mucho menos dinero que los americanos. Huawei y Xiaomi han sido una revolución en el mercado, de diferente forma. Y en el futuro van a tener un papel mucho más protagonista. Huawei ya lo tiene, Xiaomi parece haberlo perdido, pero probablemente lo recuperará y volveremos a ver a una compañía muy fuerte en el mundo tecnológico.