Los móviles empiezan a acabar con las cámaras de fotos

Escrito por Emmanuel Jiménez

Ningún fotógrafo profesional dirá que un móvil es capaz de ofrecer la calidad de una cámara de alto nivel. Pero lo cierto, y la realidad en este momento, es que para muchos usuarios la calidad del móvil es suficiente como para capturar una fotografía, y hay ventajas a la hora de compartir una foto y enviarla a otros usuarios. Además, el mercado de las cámaras de fotos refleja a la perfección esta situación.

Las ventas de todas las cámaras caen

Concretamente, todos los fabricantes de cámaras de fotos están viendo cómo caen las ventas año tras año. Solo hay alguna excepción, como la de las cámaras instantáneas, lo que no deja de ser irónico. Sea como sea, lo cierto es que cada vez se venden menos cámaras de fotos. Los resultados de Nikon así lo confirman. Menos unidades vendidas, aunque más beneficios que en otros años, una prueba clara de que lo que se vende, eso sí, son cámaras de un nivel superior. Usuarios profesionales, o semiprofesionales, que sí están dispuestos a comprarse una cámara de alto nivel dado que son capaces de apreciar la diferencia entre esta cámara y la de los móviles, o al menos, necesitan esa diferencia, y saben cómo utilizarla.

Canon 1300D Camara

Las cámaras de fotos intentan salvarse

No obstante, sigue habiendo una cuestión fundamental, y es que las cámaras de fotos siguen siendo de una calidad superior a las cámaras de los móviles en casi todos los casos. El tamaño del sensor, las posibilidades de disparar ráfagas, la sensibilidad ISO, y los diferentes objetivos, hacen de estas cámaras mejores equipos que los teléfonos inteligentes. Es por eso que los fabricantes de cámaras están intentando salvar sus cámaras de diferentes formas. Por ejemplo, la conectividad WiFi, que antes era algo opcional en las cámaras, está empezando a ser algo común en todas las cámaras que se lanzan al mercado desde ya. Gracias a esto, podemos capturar la foto con la cámara, enviarla al móvil y compartirla en Facebook, Instagram o Twitter. El siguiente paso será poder compartirlas directamente desde la cámara usando el móvil solo para la conexión a Internet. Probablemente esto llegará, aunque veremos cuándo. De momento, los móviles le ganan la partida a las cámaras de fotos, van ganando mercado, y veremos cuándo se estabiliza.