Nokia, ¿Reconnecting People?

Nokia, ¿Reconnecting People?

Emmanuel Jiménez

Nokia ha confirmado que será este año, a finales de este 2017, cuando lanzará su primer smartphone después de la era post-Microsoft, así como un nuevo tablet. Así que podemos decir de forma definitiva que Nokia ha vuelto, aquella compañía del «Connecting People», que consiguió vender tantos y tantos móviles. Sin embargo, ¿conseguirá Nokia volver a ser lo que fue?

No queda nada de aquella Nokia

Comenzaremos por el negativismo, que está bastante de moda. No queda absolutamente nada de aquella Nokia que en su momento tuvo tanto éxito. ¿Alguien sabe cuántos trabajadores de los que diseñaron aquellos móviles quedan en Nokia? ¿Alguien sabe si estos han estudiado y ampliado sus conocimientos para poder ahora trabajar en el mundo de los smartphones? No importa. Sencillamente no queda nada de aquella Nokia de hace décadas. Claro que, si analizamos un poco mejor el mundo de la tecnología, tampoco queda nada de la Apple de hace tantos años, ni de la Google que era cuando se lanzó. Se han producido cambios, el personal ha variado muchísimo, y hasta los ejecutivos han cambiado con el paso del tiempo. Solo en Apple hemos visto cómo un fundador pasó de estar fuera de la compañía a volver y cosechar éxito de nuevo. En Google los fundadores siguen presentes, pero el CEO de Google no tiene nada que ver con el lanzamiento inicial de la compañía, por ejemplo, y esto es positivo para Nokia. ¿Por qué?

Nokia A1 Portada

No es la gente, es la idea

Porque en realidad no depende de la gente, del equipo, ni de la infraestructura de la compañía. Todo eso se fue con Microsoft. Es lo que compro Microsoft. En este caso, Nokia es una idea. O quizás un ideal. Pero es una idea que muchos usuarios tienen en su mente. Móviles que funcionaban bien, de buena calidad, y que cuando uno compraba sabía que estaba acertando. Eso era Nokia.

Hoy en día la empresa que se va a encargar de Nokia no tiene ni idea de cómo eran las oficinas de la compañía finlandesa cuando se lanzó, pero sí que tienen un punto de vista sobre lo que fue Nokia, lo que los usuarios quieren que sea Nokia, y lo que ellos mismos quieren que sea la compañía cuando lance su primer smartphone. Con eso en mente, Nokia podría volver a ser lo que fue en su momento, a pesar de que todos los ingredientes de la receta hayan cambiado. Porque al final, sigue existiendo una misma idea, un mismo plato final.

¿Sucumbirá Nokia al probable error?

Claro que, Nokia podría sucumbir con facilidad a un error que parece bastante probable, aunque no tendría por qué producirse. Se trata de querer competir de tú a tú con el resto de compañías que están ahora mismo en el mercado lanzando smartphones. Si lanzan un móvil normal, convencional, y esperan que la marca Nokia haga el resto, morirán ahogados. Es posible que por la marca tengan un número de ventas determinado, pero ahí acabará la historia. No podrán competir en precios con Xiaomi, Meizu, Huawei y compañía. Lanzar un Nokia que sea como un Meizu, aunque con la firme convicción de que su software será el mejor de todos, podría ser un error. Claro que, intentar competir en marketing con Samsung y Apple también parece imposible. ¿Un diseño innovador? También imposible. ¿Qué es lo que será Nokia? Solo ellos lo saben. Dependerá de los fondos económicos con los que cuenten, y esto de la inversión que se realice en la compañía. Veremos. Aunque ahora ya sí sabemos que será a finales de este año cuando llegará ese primer móvil de la nueva era de Nokia.