Powder… o cómo es posible que exista un juego de esquí con un minimalismo extremo

Escrito por
Juegos

Estamos en verano, pero algunos nos pasamos el año entero pensando en la temporada de esquí. Y es lo que nos lleva a jugar a juegos como Powder. Aunque en este caso, es un juego curioso, porque también es una demostración de cómo es posible crear un juego extremadamente minimalista, en el que casi no hay elementos, pero que a la vez es claramente un juego de esquí.

Powder

¿Cuántos elementos hay en Powder? No es fácil de decir, pero realmente pocos. Árboles, rocas, un polígono que actúa como esquiador, y que se divide en múltiples polígonos al chocar contra algún obstáculo, y poco más. En lo que respecta a las posibilidades que nos da, no son muchas. Se trata de un endless runner, en el cual el objetivo es llegar lo más lejos posible sin tener el aliciente de tener que capturar ningún elemento por el camino, ni puntos ni nada. Simplemente hay que llegar lo más lejos posible. La velocidad la controlamos igual que en el esquí, por medio del giro, que al ser más cerrado, nos hace frenar, y que al ser más abierto, nos hace ir definiendo trayectorias más rápidas. No podemos ir demasiado lentos, porque lo que parece ser una avalancha (un plano que nos alcanza), también nos elimina en la partida. Y todo ello teniendo que evitar los árboles y las rocas, pudiendo movernos a derecha o izquierda en función del lado de la pantalla que pulsemos.

Powder

Toda esa es la complejidad del juego. Pero aun así, aun siendo tan sumamente simple, y siendo tremendamente minimalista, transmite a la perfección las sensaciones de lo que es el esquí. Al fin y al cabo, hay que tener en cuenta que se trata de un juego gratuito y muy simple, por lo que tampoco esperamos el juego definitivo, pero sí es una demostración de lo que se puede conseguir con unos pocos elementos bien pensados.

Powder - Alpine Simulator