No me lo puedo creer, 2016 y los fabricantes todavía se copian entre ellos

Escrito por
Samsung

Nótese la ironía ante el titular de este post, casi artículo de opinión, en el que debo expresar mis mas sinceras disculpas a todos aquellos que piensen que en el mundo de los smartphones todavía las compañías no deberían copiarse unas a otras. Es más, extenderé esto más allá y hablaré ya no de los smartphones, sino del mundo de la tecnología. Esto ocurre desde los inicios de la tecnología, sigue ocurriendo y ocurrirá siempre. Unos se quejarán, pero al final todos copiarán.

¿Quién se queja de que son copiados?

Hoy es Motorola la que se queja y acusa a Samsung de copiarles eso de una pantalla Always On, siempre encendida, capaz de mostrar notificaciones en la pantalla con su tecnología AMOLED. Como si Motorola no hubiera copiado ninguna característica de ningún móvil antes. Es más, casi podría decir que casi ningún fabricante integrar características nuevas en sus smartphones. Casi todas las características de software llegan a Android por medio de desarrolladores que han tenido una idea y han lanzado una app. En este proceso, alguna ROM importante integrar esta función en dicha ROM. Después, los grandes fabricantes se “inspiran”, o directamente copian, e integran esta característica en sus propios firmwares. Así incluso hasta que Google o Apple integran estas características de forma nativa en Android o iOS.

Samsung Pantallas Portada

Pero es que históricamente esto ha ocurrido siempre. Ahí tenemos el caso de Apple, una de las compañías que más se ha quejado de las copias de elementos de software en sus iPhone. Llegaron a decir que gastarían hasta el último centavo en los tribunales por la copia que Android había hecho de su sistema operativo.

Dice eso una compañía que en el pasado robó la idea de un mouse a otra compañía como Xerox. ¿De quién fue la idea de la interfaz con las ventanas? Eso solo Steve Jobs y Bill Gates podrían decírnoslo, pero lo cierto es que hoy en día todos los sistemas operativos para ordenadores son iguales, y uno de ellos se llama Windows…

Las disputas en los tribunales por supuestas ideas que han tenido unos y que han patentado o registrado son estúpidas. Pero es que solo afirmar que unos han copiado a otros en una característica concreta, también tiene poca lógica. Supongamos que esa característica es genial y perfecta, y que otro la ha copiado. Bravo, maravilloso, así todos la podremos tener. No podemos esperar que cuando una compañía se dé cuenta de que algo es útil para los usuarios, no lo integre en su smartphone. Eso es una realidad, y así debemos verlo y asumirlo, aunque parece que todavía las grandes compañías no se han acostumbrado. Todo cuando en realidad, si alguien tuvo la idea en su origen, no fue una compañía en sí misma, sino una persona. Esa, en todo caso, es la que merece el crédito, pero no la propia compañía.