Los móviles fomentan la compra de cámaras de fotos, aunque parecía lo contrario

Escrito por Emmanuel Jiménez

Parecía que por culpa de los móviles, el mercado de las cámaras estaba perdiendo mucha cuota. Y en los últimos diez años así ha sido si tomamos como referencias los datos de las cámaras digitales únicamente. Sin embargo, eso no es un signo de que el mercado de las cámaras de fotos esté muriendo por culpa de los móviles, sino que simplemente, los usuarios ahora tienen intereses diferentes.

Adiós a las compactas

Sí es cierto que el mercado de las cámaras digitales ha caído en los últimos diez años, algo que coincide precisamente con el auge de los smartphones como dispositivos capaces de capturar fotografías. Con el paso del tiempo, y la mejora de las cámaras de los móviles, lo cierto es que hoy en día muchos usuarios creen que ya no necesitan una cámara de un nivel superior para capturar fotografías. Y lo cierto es que es real, se pueden conseguir fotos muy buenas con los móviles. No obstante, esto lo que ha hecho es ir acabando con las ventas de las cámaras compactas, o las cámaras “point-and-shoot”, esas cámaras que compraban los usuarios para echar fotos y tener recuerdos, pero que no tenían una especial afición por el mundo de la fotografía. Estas son las cámaras que ahora se venden mucho menos. De hecho, no solo se venden muchísimo menos, sino que además prácticamente ya no se venden. Los fabricantes ya casi no venden cámaras de este tipo, por lo que dan completamente por sentado que ya no hay espacio en el mercado para estas.

Canon 1300D Camara

Las DSLR siguen teniendo éxito

No obstante, aunque sí que seguimos viendo en el mercado una caída en las cámaras digitales, lo cierto es que las cámaras digitales lo incluyen todo. Las anteriores, y las cámaras DSLR. Pero si aislamos las ventas de estas últimas, vemos que ha sucedido lo contrario. Es decir, que se venden todavía más cámaras DSLR de las que se vendían hace años. Es decir, al contrario de lo que se pensaba, los móviles no son culpables de que los usuarios compren menos cámaras de fotos de alto nivel. Estas cámaras no solo se siguen vendiendo, sino que ahora se venden incluso más, y parece que los móviles también son los responsables de que ahora se venda una mayor cantidad de cámaras de este tipo. ¿Por qué?

Más DSLR por los móviles

Y es que en realidad es muy razonable pensar que ahora se venden más cámaras DSLR por culpa de los móviles. Pero, ¿no se supone que gracias a los móviles tenemos la posibilidad de prescindir de las cámaras de fotos? No, en realidad no es eso lo que está ocurriendo en el mercado. Sino más bien al contrario. Gracias a los smartphones, los usuarios están desarrollando una afición por la fotografía que encuentra límite en las cámaras móviles. Es decir, consideran que las cámaras móviles no son lo suficiente para seguir progresando en el mundo de los smartphones, y es por eso por lo que pasan a comprar una cámara DSLR. Normalmente una de las de nivel de entrada, como podría ser una Canon 1300D, o una Nikon D3400, pero en otros casos cámaras de un nivel superior. La consecuencia lógica es que después de adquirir una de estas cámaras, el siguiente paso sea comprar una cámara de un nivel superior, de una gama más alta. Es decir, que usuarios que nunca se habían planteado capturar fotografías, empiezan a hacer fotos con su móvil, y acaban comprando equipo fotográfico de calidad por haberse aficionado al mundo de la fotografía. Eso significa que el mercado de las cámaras de fotos, lejos de estar muriendo, va a seguir creciendo, sobre todo en lo referente a las cámaras de alto nivel. Cuanto mejor es la cámara, más posibilidades tiene de sobrevivir al auge de los móviles.