Cámaras duales: entendiendo que no todas son iguales

Escrito por Emmanuel Jiménez

Las cámaras duales han llegado para quedarse al mercado de los smartphones. Eso significa que las vamos a ver presentes en muchos más móviles desde ahora. Todos los buques insignia incorporarán probablemente una cámara dual, pero eso no quiere decir que todas ellas vayan a ser iguales. Aquí están las diferencias entre estas cámaras duales.

Una cuestión de marketing, sí

Deberíamos comenzar hablando de las cámaras duales como lo que son en realidad, una cuestión de marketing. ¿Es que no incorporan ninguna novedad? Pues sí, sí que la incorporan, pero eso no quiere decir que dichas novedades sean tan relevantes. En realidad no lo son. En muchos casos, los fabricantes están lanzando cámaras duales porque sus rivales han lanzado este tipo de cámaras y parece que lanzar un móvil con una única cámara es como lanzar un móvil con una cámara peor. Tampoco es así, no es cierto. Pero también es verdad que en este mundo en el que parece que los fabricantes compiten entre ellos por sacar los mejores móviles, no se pueden permitir lanzar un móvil que no compita a nivel de marketing con sus rivales. Más allá de eso, las cámaras duales tienen su relevancia, y tienen un papel determinante. Vamos a ver qué tipo de cámaras nos podemos encontrar en el mercado.

Cámara del Honor 6 Plus

Cámaras 3D

Quizás son las más antiguas, o las primeras, las cámaras capaces de captar imágenes en 3D. Así era la cámara del Honor 6 Plus, uno de los primeros smartphones que contó con una cámara Dual. La cámara de este móvil podía capturar imágenes en 3D, y durante un tiempo fue algo innovador e interesante. Pero también hay que decir que los grandes fabricantes no encontraron mucho aliciente en este tipo de cámaras, por lo que fue uno de los pocos que llegó con esta cámara.

ZTE Axon Elite

Cámaras con diferente profundidad de campo

Otro de los móviles que vimos llegar hace tiempo con una cámara de este tipo fue el ZTE Axon. Este smartphone contaba con dos cámaras, una principal, y otra que actuaba como cámara secundaria. Esta segunda cámara se dedicaba a captar una segunda toma, con la que después era posible modificar la profundidad de campo de nuestra captura. Es decir, modificar el punto de enfoque de cada fotografía. No era una mala opción, la verdad, y se podían conseguir efectos bastante interesantes con esta cámara.

Algo parecido hemos visto en los móviles de HTC durante dos generaciones. Móviles que incorporaban una cámara dual, y en la que esa segunda cámara se encargaba de medir el enfoque de la mejor forma posible. Sin embargo, estas cámaras no fueron más que un prólogo de lo que después estaría por llegar, cámaras que de verdad iban a contar con funciones especiales.

Huawei P9

Dos sensores diferentes

El Huawei P9, y el Honor 8, han sido dos smartphones que han llegado con una cámara dual algo diferente. Su cámara genera una única imagen, que no puede ser modificada. Dicha imagen es compuesta por los dos sensores del móvil. Uno de los sensores capta imágenes a color, mientras que el otro sensor capta imágenes en blanco y negro. Este último capta más luz que el primero, mientras que el primero se dedica a captar más detalles de los colores. Al combinar las capturas de los dos sensores, se consigue un resultado difícilmente mejorable a la hora de capturar una fotografía. Llega con la certificación de Leica, y ha sido una cámara que ha encantado a los fotógrafos.

LG G5

Dos cámaras con diferente angular

Por último, algo que también hemos visto son los móviles que llegan con dos cámaras con diferente angular. El angular nos permite captar una foto más cerrada o más abierta. Más cerrada es genial para un retrato. Pero si capturamos paisajes, un gran angular será mejor. Dado que modificar el angular no es fácil en una sola cámara, la solución con el LG G5 fue integrar dos cámaras, con diferentes longitudes focales. Una cámara la podemos usar cuando queremos realizar un tipo de fotografía, y la otra con otro tipo de fotografía. En ese camino va el iPhone 7 Plus, con dos cámaras con diferentes focales. Eso sí, hay alguna diferente. El iPhone 7 Plus genera una única captura con cada foto, que luego puede ser modificada, aplicando zoom, o cambiando el angular de la foto. Digamos que de alguna forma, utiliza las dos cámaras simultáneamente para generar un archivo modificable.

De momento, estas son las tecnologías de cámara duales que hemos visto llegar al mercado. No obstante, probablemente no van a ser las únicas. Y podemos esperar al menos una respuesta de Google con los nuevos Pixel, y una respuesta de Samsung con un futuro Galaxy S8. Veremos exactamente qué es lo que llega. Lo relevante es entender que no todas las cámaras duales son iguales, sino que hay diferencias, y cómo diferenciar unas de otras.