Chromasy, un juego fácil de aprender, pero difícil de dominar

Escrito por
Juegos

De vez en cuando nos encontramos con uno de esos juegos que solo pueden interesar a los jugadores dispuestos a enfrentarse a un reto complicado. En muchas ocasiones, o en casi todas, son juegos con un funcionamiento sencillo, a los que aprendemos a jugar muy rápidamente. Pero lo curioso es que aunque son fáciles de aprender, son muy difíciles de dominar. Es el caso de Chromasy.

Un juego de colores

La base de Chromasy, como bien podría deducirse por el nombre del mismo, está en los colores. Su funcionamiento es extremadamente sencillo. Nos encontramos con un círculo dividido en múltiples secciones, siendo estas de diferentes colores. En el centro se ubica el punto que actúa como centro del juego, y una mira aparece reduciendo su tamaño hacia el punto central. El color de estas mira nos indica cuál es el color hacia el que tenemos que llevar el punto antes de que la mira haya alcanzado el punto central. Así, se trata de un juego en el que la agilidad a la hora de localizar el color correspondiente en cada caso y desplazar el punto hacia ese color se convierte en la clave.

Más allá de eso, hay que decir que Chromasy cuenta con 6 niveles de dificultad diferentes. Eso significa una cosa. Podremos empezar jugando sin mucho interés, si queremos simplemente un juego con el que pasar el rato. Pero también podremos alcanzar un nivel de dificultad que solo conseguiremos dominar si dedicamos mucho tiempo a este juego. En fin, uno de esos retos que a veces llegan a los smartphones para los usuarios dispuestos a enfrentarse a un juego realmente complejo. Chromasy es un juego gratuito, y está disponible ya en Google Play para poder descargarse en cualquier smartphone o tablet con Android como sistema operativo. Un juego simple, pero a la vez muy complejo.

Chromasy
Price: Free