A vueltas con la privacidad de Google Allo, ¿qué es lo que ocurre?

Escrito por Iván Martín (@ibarbero)

Ayer se confirmó la llegada de Google Allo, la aplicación de mensajería con la que la compañía de Mountain View quiere competir con las más potentes del mercado, como por ejemplo WhatsApp. Y uno de los apartados donde no ha convencido nada este desarrollo es en lo que se refiere a la privacidad, que es menos amplia de lo que se esperaba en un primer momento. Te contamos la razón.

Cuando Google Allo fue anunciado en el evento de desarrolladores en la primavera de este año 2016, una de las claves en las que se centró -y bastante- la compañía de Mountain View fue en la seguridad y la privacidad que ofrecería. Y, en el primero de los casos todo va como debe, ya que se incluye un cifrado en los mensajes y, además, el modo anónimo estaría presente en este caso. Pero, por el contrario, la privacidad está ahora mismo en entredicho y, lo cierto, es que con razón.

Descarga e instala Google Allo, el nuevo rival de WhatsApp

Y todo esto ocurre debido a uno de los elementos diferenciales que ofrece el desarrollo: el asistente. Este, que lo cierto es que resulta de bastante ayuda y hace a Google Allo diferencial, tiene como es habitual en los productos de la compañía opciones de aprendizaje por uso. Esto por defecto no es negativo, ni mucho menos, pero los datos que necesita para ello llegan de las conversaciones que se tiene con él -y con otros contactos-, lo que hace que estos se almacenen en los servidores de Google, lo que no es precisamente una buena noticia…

Uso de Google Allo

¿Qué supone exactamente?

Pues algo tan sencillo como la posibilidad de que la propia compañía pueda revisar la información en cuestión -todo apunta que en modo anónimo no es tan “sencillo”-, ya que se almacenan los datos correspondientes para el asistente. Al menos, sobre el papel… por lo que no estaría de más que la propia Google diera una explicación al respecto, ya que la privacidad está muy cuestionada y es algo que se valora cada vez más por parte de los usuarios.

Y, lo cierto, es que como se indica en este enlace, tiene todo el sentido del mundo que se tenga que obrar de esta forma para que el mencionado asistente integrado sea cada vez más eficiente… y si este es capaz de leer los mensajes, nada hace pensar que no pueda hacerlo en todos los apartados de Google Allo. Evidentemente esto no es necesariamente malo, pero deja la puerta abierta a tener dudas sobre la privacidad.

¿Es bueno Google Allo?

Pues en principio, mi opinión, es que es un buen primer paso, pero tiene que evolucionar (y no simplemente para ofrecer más funcionalidades), ya que existe una dualidad con Duo que le evita el integrar opciones de llamadas y videoconferencias. Lo mejor es el potencial que se vislumbra a la hora del aprendizaje -en especial si no tienes problemas con lo mencionado respecto al asistente-, ya que con unas pocas horas  de uso este es bastante preciso y es capaz de solventar muchas mas dudas de las que esperaba.

Google Allo se convertirá en nuestro asistente virtual gracias a Google Assistant

Eso sí, todavía se tienen que incluir mas posibilidades de configuración y de usabilidad, como por ejemplo con las pegatinas. Ciertamente esperaba un poco más de Google Allo, ya que hablamos de una de las grandes compañías del mundo de la tecnología, aunque no hay que crucificarlo por el momento… pero no se debe descartar si no se evoluciona de forma rápida y se da explicaciones respecto a la privacidad.

Vía > Cnet