Las 2 formas más rápidas de transferir las fotos y vídeos de tu Android a tu PC

Escrito por Emmanuel Jiménez

Los smartphones son cada vez más útiles como cámaras de fotos y cámaras de vídeo. Cada vez cuentan con mejores sensores y mejores ópticas. No es una exageración decir que incluso se puede conseguir algo de nivel profesional (obviamente, siempre habrá diferencias) con la cámara de un móvil. Es por eso que a veces se convierte en vital el poder transferir las fotos que tenemos en nuestro móvil a nuestro ordenador. Estas son las dos formas más rápidas de realizar estas transferencias.

1.- Tarjeta SD

Al igual que hoy cualquier fotógrafo, una de las formas más rápidas de transferir las fotos y los vídeos de nuestro móvil Android a nuestro PC es por medio de una tarjeta SD. De hecho, si tenemos varias tarjetas SD podemos trabajar todavía más rápido. ¿Cómo? Pues ni siquiera tenemos que descargar las fotos del móvil, sino solo cambiar la tarjeta, tal y como haríamos en una cámara de fotos. A partir de aquí, será necesario contar con un lector de tarjetas SD en el ordenador. Dado que la tarjeta del móvil es una microSD, tendremos que tener un adaptador de microSD a SD, si tenemos un lector integrado en el ordenador. Si no, también podemos tener un lector USB de tarjetas microSD, que podemos encontrar por poco dinero, e incluso en algunos casos podemos adquirir junto a la tarjeta de memoria, o viene incluido. Cuanto más rápida sea la tarjeta, más fácil será la transferencia de archivos. Si tenemos USB 3.0 Type-C en nuestro smartphone, quizás también podríamos realizar la transferencia conectando el cable, en modo multimedia, sin tener que extraer la tarjeta.

Samsung Galaxy S7 SD

2.- La Nube

Sí, lo sé. Subir archivos a la Nube para luego descargarlos no es ni de lejos tan rápido como leer una tarjeta microSD, o realizar una transferencia por cable. Sin embargo, muchas plataformas en la Nube ya cuentan con su propio servicio para transferir automáticamente todas las fotos o vídeos que hagamos. Esto significa que cuando queramos alguna foto o vídeo, no tendremos que subirlo, sino que ya estará subido. Es una forma rápida porque digamos que el móvil está constantemente sincronizándose con la Nube cuando tiene una red WiFi disponible y está conectado a la red eléctrica. No es una forma de transferir archivos “rápida” literalmente, pero sí desde un punto de vista práctico, porque todo se sube antes de que nosotros lo queramos subir. Solo queda descargarlo, y salvo que sean archivos muy pesados de vídeo, tampoco tardaremos mucho con una conexión a Internet de alta velocidad como la que solemos usar siempre con nuestro ordenador.