Andromeda: más datos del nuevo sistema operativo de Google

Escrito por
Google
0

Andromeda será el nuevo sistema operativo de Google. Sabemos que llegará el 4 de octubre, la semana que viene, en el evento en el que Google también presentará los nuevos Google Pixel, el nuevo Chromecast Ultra, el Nexus 7P, y alguna otra novedad. Podemos esperar que se confirmen entonces más detalles del sistema operativo. Pero mientras tanto, siguen llegando posibles datos sobre las características de este.

Andromeda podría no ser Andromeda

La primera característica tiene que ver con el propio nombre del sistema operativo. Hasta ahora hemos hablado de este como Andromeda. Y lo cierto es que tendría lógica que se denominara así. Android tiene mucha reputación, y no parece claro que Google vaya a renunciar a un nombre tan popular. Andromeda podría continuar con el legado de Android. El nombre se parece, queda claro que deriva del primero, pero a la vez hace referencia a algo más amplio, y precisamente eso es lo que caracteriza a Andromeda, que estará disponible para smartphones, tablets y ordenadores. No obstante, se dice que el nombre definitivo podría no ser Andromeda, y que este sería únicamente el nombre interno con el que se haría referencia al sistema operativo. Es posible. Se ha hablado en otros momentos de Pixel OS, aunque no parece tener mucha lógica, porque a Google siempre le ha gustado dar una denominación particular a su sistema operativo más popular, y darle el mismo nombre que a los smartphones, los tablets y los portátiles quizás no es lo ideal, excepto que Google quiera convertirse en una compañía que destaque por su hardware, al estilo de Apple. También es una posibilidad.

Andromeda Portada

Un sistema operativo basado en la Nube

Otra de las características de las que ahora se habla con respecto a Andromeda es que este tendría una fuerte base en la Nube. Es decir, que la idea sería que muchas de las funciones de este se basaran en la Nube. Esto quitaría importancia al hardware, pues un móvil más básico sería capaz de ejecutar muchas funciones sin necesidad de tener un gran procesador o memoria RAM, dado que todas estas funciones se ejecutarían en servidores, y los móviles actuarían como dispositivos de visualización. Quizás penséis que esto solo llegará en un futuro. También es posible. Pero lo cierto es que Google ha debido llegar a la conclusión de que ese futuro está cerca, al menos en los países con buenas conexiones a Internet.

No estará presente en muchos dispositivos actuales

Aunque Andromeda se presentaría la semana que viene, el sistema operativo podría no llegar a casi ninguno de los dispositivos que actualmente están en el mercado. ¿Por qué? Pues porque estos quedarían en el pasado. Tengamos en cuenta que aunque se dice que el Nexus 7P que se presentaría la semana que viene sería el primero en contar con Andromeda, tampoco hay garantías de que eso signifique que vaya a llegar al mercado. Se dice que Andromeda podría no estar disponible hasta dentro de un año, y el primer dispositivo en contar con este sería, en tal caso, el portátil Pixel 3. Así, quedaría aún un año para Andromeda. Eso significa que muy probablemente los móviles que ahora en el mercado no contarían con este sistema operativo.

Android

Andromeda sustituiría a Android

Según parece, el objetivo de Google sería que Andromeda sustituya a Android. Esto no es tan obvio, en realidad. Y es que existía la posibilidad de que Andromeda fuera un sistema operativo que estuviera disponible de forma paralela a Android. Y puede que algo de real haya en esto. Andromeda no podrá estar presente en todos los smartphones de un día a la noche, así que Android y Andromeda serán dos sistemas operativos que coexistirán. No obstante, el objetivo de Google sería que finalmente Android sea relevado por Andromeda. Además, según se afirma, este sistema operativo será completamente nuevo, por lo que podríamos esperar que no se puedan realizar ports de uno a otro de una forma sencilla o simple. Es lógico concluir que las apps sí serán compatibles, pero habrá que ver con qué matices y cómo lo conseguirá Google.