4 claves por las que la cámara del Google Pixel es la mejor del mercado

Escrito por Emmanuel Jiménez

DxOMark es la referencia en el mundo de la fotografía a la hora de analizar el sensor de las diferentes cámaras. Ocupaba ese espacio entre las cámaras profesionales, pero ahora también con las cámaras móviles. Y es por eso que cada vez que se lanza un gran móvil, se esperar el análisis de DxOMark. La cámara del Google Pixel no esperó a ser lanzada, porque los chicos de Google quisieron que fuera analizada antes. Es considerada la mejor del mercado pero, ¿qué hace que lo sea? Aquí están las 4 claves.

1.- Tamaño de píxel

Uno de los principales motivos por los que la cámara es una de las mejores del mercado es por el tamaño de píxel. Hay que tener en cuenta que las cámaras hace no tanto estaban en resoluciones altísimas. Los 16 megapíxeles no eran raros. Se alcanzaban los 20 megapíxeles en la gama alta con relativa facilidad. Había fabricantes que ya estaba en los 23 megapíxeles o más. E incluso a partir de aquí había algunos casos excepcionales en los 40 megapíxeles. Locuras que tampoco tenían mucha lógica en un mercado en el que las cámaras profesionales DSLR más caras no llegan ni a los 20 megapíxeles. Siguiendo esa línea de pensamiento los fabricantes han optado por reducir la resolución para poder introducir píxeles más grandes dentro de sensores con el mismo tamaño, o incluso ligeramente más grandes. Así es como nos encontramos con píxeles, o mejor dicho, fotositos (unidades sensibles a la luz), de 1,55 micras, como es el caso de este Google Pixel, y como lo era en el caso de los Nexus 6P y Nexus 5X.

DxOMark analiza el Google Pixel

2.- Dos sistemas de enfoque

El enfoque ha sido siempre una de las carencias de los móviles. Como siempre, un tamaño de sensor más pequeño limita las posibilidades a la hora de enfocar. Claro está, nadie espera el rendimiento de una cámara profesional, pero es algo en lo que trabajar.

Es por eso que este Google Pixel está lleno de elementos alrededor de la cámara. Ya no es solo el flash, sino que también incluye tres sensores al lado de la cámara. Esto es porque tiene dos sistemas de enfoque, el de detección de fase, que se integra en algunos píxeles del sensor, y autoenfoque por detección láser, que utiliza un rayo de luz para poder medir la distancia hasta el elemento que tenemos delante incluso cuando hay tan poca luz que no podemos utilizar la detección de fase. Estos dos sistemas, cuando se pueden utilizar a la vez, nos ofrecen una precisión muy alta a la hora de enfocar.

Diseño metálico del Google Pixel

3.- Adiós parafernalia (ni cámaras duales ni historias)

Muchos fabricantes han apostado este año por las cámaras duales. ¿Ha sido un acierto? Nos ofrecen algo que una única cámara no nos puede ofrecer, pero eso no siempre es algo positivo. De hecho, así lo ha demostrado este Google Pixel. El Samsung Galaxy S7 y el Galaxy Note 7 también son ejemplos de ello, con cámaras de altísimo nivel que no son duales. En ocasiones, es mejor centrarse en otros aspectos de la cámara, como la propia óptica, o la gestión de la información, en lugar de cargar con más opciones a la cámara, lo que complica que realice su tarea principal.

Quizás este Google Pixel no desenfoca tan bien el fondo como el iPhone 7 Plus, pero también es cierto que sus fotos son de más calidad y que cualquier fotógrafo sabrá que lo que nos ofrece el móvil de Apple es insuficiente en comparación con una cámara de nivel. Puestos a elegir, mejor una cámara que rinda al mejor nivel, ¿no?

Lateral del Google Pixel plateado

4.- El procesador marca la diferencia

Claro está, muchos podrías pensar que la cámara del Google Pixel es igual que la del Nexus 5X y el Nexus 6P, y podría serlo con la hoja técnica en la mano. Pero no es así. Sí es cierto que a priori cuenta con un sensor idéntico, de 12,3 megapíxeles, con el mismo tamaño de píxel, y con una apertura de f/2.0. No obstante, eso sigue sin ser lo más relevante. La gestión de los datos de la imagen, que es realizada por el procesador, es clave. Y hay una grandísima diferencia entre el procesador Qualcomm Snapdragon 821 de este móvil y el Qualcomm Snapdragon 808 con el que cuenta el Nexus 5X, por ejemplo. Esto también afecta a la posibilidad para realizar ráfagas de fotos (un buen recurso en fotografía móvil para elegir después la mejor foto), así como para grabar en 4K y utilizar otras opciones avanzadas de vídeo, como el slow-motion.

Cámara del Google Pixel

La cámara del Google Pixel, la mejor del mercado

En conclusión, la cámara del Google Pixel es una grata sorpresa como la mejor cámara móvil del mercado. No vimos en las filtraciones de esta cámara ni un sensor dual, ni una cámara especialmente grande que nos hiciera pensar en una gran apuesta por parte de Google. Pero aun así han demostrado que tenían muy presente que lo que querían era una cámara de calidad, y no simplemente características que hicieran que fuera mejor de lo que es.