Consigue el Modo Retrato de iOS 10.1 para iPhone 7 en tu Android

Escrito por
Apps

Hoy se ha lanzado por fin oficialmente la actualización a iOS 10.1 para el iPhone 7, y junto a esta llega una novedad que se presentó junto al smartphone y que no había llegado hasta ahora. Se trata del Modo Retrato. No obstante, no necesitas ni mucho menos un iPhone para conseguir esta función. Tu móvil Android hace tiempo que puede tener una función semejante, igual, o incluso mejor a esta.

Modo Retrato en Android

El iPhone 7 Plus se presentó con una segunda cámara que, en teoría, era genial para los retratos. Tiene una focal más grande, se acerca más al sujeto que fotografía, y de esta manera es mejor que una cámara gran angular como la que tienen casi todos los móviles. Junto a esto Apple anunció el Modo Retrato, que no ha llegado hasta hoy, junto a iOS 10.1. Cualquier podría pensar que este modo lo incluye gracias a su doble cámara, pero no es así. Este modo no es más que un ajuste de software que se aplica a la fotografía para desenfocar el fondo y aportar una profundidad de campo curiosa a la foto. Pero como decimos, nada más que un efecto que podemos aplicar en cualquier móvil o con cualquier programa de edición de imágenes.

iPhone 7 Plus

Así, si tienes un Android, puedes conseguir esto con cientos y cientos de aplicaciones. Entre ellas, puedes utilizar AfterFocus, por ejemplo. Con esta aplicación puedes conseguir ese desenfoque en el fondo de la imagen, perfecto para fotografía de retrato. De hecho, no solo puedes conseguir, sino que tiene muchos más efectos con los que poder modificar tu fotografía y dar un aspecto especial, como es el caso de dejar en blanco y negro el fondo, y dejar en color el sujeto que quieres que destaque sobre todo lo demás.

AfterFocus
Developer: MotionOne
Price: Free

En definitiva, toda una serie de modificaciones que nos aportan mucho más que simplemente el Modo Retrato de iOS 10.1, y que en realidad nos ayudan a conseguir exactamente el mismo efecto que tenemos en el iPhone 7 Plus a pesar de no tener esa segunda cámara cuyo resultado no es tan determinante.