¿Puede el Google Pixel grabar vídeo 4K profesional? Júzgalo tú

Escrito por
Google

El Google Pixel es uno de los móviles del año. Para algunos no es para tanto. Para otros es la verdadera respuesta al iPhone 7 Plus con Android. Pero sea como sea, si nos interesa por algo es por cada una de sus características individuales. Por ejemplo, su cámara está considerada la mejor del mercado. Graba vídeo en 4K. Pero, ¿de verdad puede ser una cámara capaz de rendir como una cámara de vídeo profesional? Júzgalo tú mismo.

Grabando en 4K con el Google Pixel

La cámara con mejor puntuación del mercado, así lo afirma DxOMark, referencia del mundo del análisis de sensores, cuando habla de las cámaras de smartphones. Ha superado al iPhone 7, ha superado al Samsung Galaxy S7 Edge, pero también el HTC 10 y al Sony Xperia de última generación. Es difícil competir con la cámara del Google Pixel, eso está claro. Y cualquiera que busque una buena cámara móvil, pensará primero en este teléfono inteligente. Sin embargo, ¿puede ser más que eso? ¿Más que una simple cámara móvil de alta calidad? Nos gustaría decirte que sí, o decirte que no. Pero más nos gustaría que seas tú mismo el que vea el siguiente vídeo y juzgue si el resultado es propio de un vídeo profesional, y para que te des cuenta de lo que puedes conseguir con el Google Pixel.

Más que solamente un móvil

Claro que, si piensas que para grabar un vídeo así solo te hace falta un Google Pixel, estás muy equivocado. ¿Qué es lo que necesitas? Pues varias cosas. Además del smartphone, necesitarás algunos accesorios, como un estabilizador, o un slider. Puedes conseguir alguno no demasiado caro. Puedes conseguir otros que sí son muy caros. Aunque con un poco de conocimiento, podrías incluso plantearte grabarlo sin estabilizarlo.

No obstante, la clave de todo está en el storytelling. Es decir, en saber lo que buscas, qué quieres grabar, cómo grabarlo, y proceder a ello. Para eso lo más importante y la principal recomendación que dan los expertos en vídeo a los que están empezando es graben, graben y graben. Es decir, cuanto más grabes, más fácil es que tu vídeo sea bueno. Por un lado, habrás aprendido más cosas en cada uno de tus vídeos. Por otro lado, cuanto más material tengas, mejor será el vídeo final que consigas componer.

Esto nos lleva a una última reflexión. Si tu móvil ya es capaz de graba Full HD, 2K o incluso 4K, la clave no está en conseguir el Google Pixel, sino en cómo sacar el máximo partido a tu teléfono inteligente, sea cual sea.