El Vivo Y67 llega con 4 GB de RAM y una cámara para selfies de 16 MP

Escrito por Emmanuel Jiménez

El Vivo Y67 es un smartphone de lo más curioso. Cuenta con un equilibrio muy peculiar en sus características técnicas. No es un mal móvil, con un precio que estará por debajo de la media, y con algunas características que destacan especialmente, como es su memoria RAM de 4 GB y su cámara para selfies de 16 megapíxeles.

Un móvil muy Vivo

Para muchos, el fabricante de smartphones Vivo podría no ser el más conocido del mercado. En realidad podemos decir que detrás de Vivo están los mismos inversores que hay detrás de OnePlus y de OPPO. La principal diferencia está en que las tres compañías lanzan móviles de diferente tipo. Aun así, tanto Vivo como OPPO están en la lista de los 5 fabricantes que más móviles venden en todo el mundo, de ahí su relevancia a pesar de que todavía no conozcamos su nombre de una forma muy popular. No obstante, lo iremos conociendo más y más con el tiempo.

Frontal del Vivo Y67

Quizás no es tan conocido porque sus móviles son peculiares. Pensemos solo en el caso del Vivo Y67 que acaban de presentar. Este teléfono inteligente podría ser considerado de gama alta si tenemos solo en cuenta su memoria RAM de 4 GB y su cámara frontal para selfies de 16 megapíxeles. Esta es una cámara que no vemos ni siquiera en los móviles de gama alta, por lo que es una gran novedad en este caso.

Vivo Y67 en colores oro y rosa

Vivo Y67

Lo curioso es que la cámara principal cuenta con una resolución inferior, que es de 13 megapíxeles. También es curioso que el procesador sea el MediaTek MT6750 de ocho núcleos, un procesador de gama media. Es decir, no nos ofrece un grandísimo rendimiento, pero con la memoria RAM de 4 GB sí que nos asegura el poder ejecutar todas las aplicaciones que nosotros queramos de forma simultánea sin que haya problemas por ello. Su memoria interna es de 32 GB y la batería es de 3.000 mAh, que podría parecer algo escaso de no ser por que la pantalla de 5,5 pulgadas cuenta con una resolución HD de 1.280 x 720 píxeles. Es decir, se prescinde de una pantalla de altísima resolución, lo que tampoco es imprescindible, y nos asegura una buena autonomía de la batería.

Su precio se va hasta los 265 dólares, un precio algo alto para un teléfono inteligente que destaca por su RAM y su cámara frontal, pero no por su procesador, pantalla o batería. Su acabado es bastante bueno, con un frontal de cristal, y una carcasa posterior metálica, y estando disponible en dos colores: oro y rosa. Una buena opción para los que busquen un móvil muy bonito capaz de obtener las mejores selfies. Ese es el precisamente el público objetivo de este smartphone. Un móvil en clave selfie.