Así será el Samsung Galaxy S7 Edge en su versión Blue Coral

Escrito por
Samsung

El Samsung Galaxy S7 Edge ya aspira a convertirse en uno de los móviles del año por la buena relación calidad/precio con la que va a cerrar esta temporada. Sin embargo, antes de que acabe el 2016 llegará en una nueva versión, inspirada en el color Blue Coral del Galaxy Note 7, que combina el azul para el cristal, con el coral rojizo para el marco metálico.

Una genial combinación

Desde que vi el Samsung Galaxy Note 7 en su combinación Blue Coral, me di cuenta de lo bien bonitos que son los móviles en dos colores. Ya lo había visto en algún smartphone de Xiaomi que combinaba el color negro con el marco dorado y me parecía realmente precioso. Pero lo cierto es que el conjunto Blue Coral con las carcasas frontal y posterior de cristal azul eléctrico, y el marco en un dorado rojizo me parece todavía mejor. Claro está, siempre habrá usuarios que preferirán una versión más clásica del smartphone, pero si tu fuiste uno de los que se enamoró de este color, ahora lo podrás conseguir también en el Samsung Galaxy S7 Edge que se lanzará en versión Blue Coral.

Samsung Galaxy S7 Blue Coral

De hecho, en estas fotografías el móvil que vemos ya es el Samsung Galaxy S7 Edge, y no el Galaxy Note 7, en dicha edición. Sin el S-Pen, aunque con un diseño parecido al contar también con una pantalla curva en los dos extremos, el smartphone se convierte en el mejor teléfono inteligente de Samsung que se puede adquirir en este momento.

Samsung Galaxy S7 Edge Blue Coral

Obviamente Samsung quiere relanzar este teléfono inteligente con la nueva versión en este color. Hay que decir que las diferencias con el Samsung Galaxy Note 7 son escasas. Es ligeramente más pequeño, y no incluye el S-Pen. Pero sí cuenta con el mismo procesador, la misma memoria RAM, la misma cámara, y la misma resolución de pantalla. Incluso tiene una densidad superior de píxeles al ser más pequeño.

Samsung Galaxy S7 Edge Blue Coral Frontal y Posterior

Para mí es un móvil ideal y, sinceramente, lo prefiero al Samsung Galaxy Note 7. En este color, ya me resulta el móvil definitivo. Lo que queda por ver es si Samsung dejará que el móvil tenga el mismo precio que las otras versiones del smartphone, o si estará disponible a un precio superior simplemente por ser un nuevo color. Esperemos que, de ser así, la diferencia de precio no sea muy notable, y sea un capricho relativamente económico.