Google obligará a estandarizar la carga rápida en los Android

Escrito por Emmanuel Jiménez

Es una realidad que casi cada fabricante tiene su propia tecnología de carga rápida. Conocemos Qualcomm Quick Charge, pero también está Dash Charge de OnePlus, o los sistemas propietarios de Meizu, Samsung y otras compañías. Pues bien, Google podría acabar con eso, y obligar a los fabricantes a estandarizar la carga rápida en los móviles Android.

Google estandarizará la carga rápida

Los micro USB estandarizaron los cables y los sistemas de carga. Básicamente, era posible cargar cualquier móvil Android con cualquier cargador, y en principio no había ningún problema de incompatibilidad. Sin embargo, lo cierto es que esto ha cambiado con el USB Type-C. No todos los cargadores son compatibles por las tecnologías de carga rápida que incluyen. Algunos incluso generan problemas de seguridad. Así las cosas, esto supone un problema para muchos usuarios, que ya no tiene la seguridad de que todos los cargadores sean compatibles. Pero eso cambiará con Android 7.0 Nougat, porque Google va a obligar a estandarizar la conexión USB Type-C con la que cuentan los Android, según leemos en el documento Android Compatibility Definition Document.

USB Type-C

Según parece, todos los fabricantes tendrán que asegurar la compatibilidad con el sistema USB Power Delivery que es el estándar que Google ha seleccionado para la carga de los smartphones que cuenten con el sistema operativo. Antes esta era una opción que se encontraba en la sección Altamente recomendado. Hoy está ya en la sección Requerido.

¿Podría desaparecer Quick Charge?

Esto significa que tecnologías como Quick Charge, o Dash Charge, podrían estar destinadas a desaparecer. O al menos, tendrían que alcanzar estándares que harían que al final la tecnología de Qualcomm o de OnePlus no ofreciera nada diferente a las otras. Sí, quizás alguna mejora con respecto a las demás, pero todas tendrían que cumplir con unos mínimos obligatorios que haría que se perdiera el interés de los fabricantes por tener tecnologías propietarias que destaquen especialmente, lo que a su vez supondría tener que realizar importantes inversiones en investigación y desarrollo.

De esta forma, se conseguiría de nuevo alcanzar un estándar, y es que cualquier cargador, con cualquier cable, sirva para cargar nuestro móvil o tablet con Android. Algo que teníamos antes, que habíamos perdido, y que estamos destinados a recuperar.

Fuente > Google