Un mal cable USB puede hacer que la batería no cargue bien

Escrito por Emmanuel Jiménez

El cargador parece un elemento clave para cargar tu batería de forma eficiente. Un cargador con una determinada potencia te puede ayudar a cargar rápidamente la batería de tu móvil. Sin embargo, si utilizas un mal cable USB, todo lo que tienes en tu cargador puede no ser útil. Y no hablamos del Type-C, hablamos en general de la calidad de cualquier cable.

Perdiendo la carga rápida

¿Cuánto cuesta un cable microUSB? No mucho dinero, poco. Un cable de calidad, de mucha calidad, puede costar menos de 10 euros. Sin embargo, hay cargadores de carga rápida con tres tomas que cuestan menos de 5 euros e incluyen un cable USB. Estos cargadores podrían tener precios de unos 30 euros si los compramos de una marca de garantías. Muchas veces, algunos usuarios dicen que aquí solo pagamos la marca, pero no es así en muchos casos. No pagamos marca, sino que estamos pagando calidad. En ciertos casos puede que sí paguemos algo de marca. Pero cuando compramos muy barato, estamos prescindiendo de calidad, y a la hora de trabajar con electricidad, eso es malo. No vamos a hablar de los cargadores. Porque quien más quien menos tiene en casa el cargador de algún dispositivo de calidad, como un móvil de marca. Pero es fácil tener cables que no son de calidad, de los que vienen de regalo con dispositivos baratos. Y muchas veces pensamos que el cable no es relevante, pero sí lo es.

USB Type-C

Por ejemplo, podemos perder eficiencia energética. Con un cable de mala calidad, toda la potencia de un cargador podría desaparecer por culpa del cable. Podríamos quedarnos sin carga rápida, y conseguir que nuestro móvil cargue más lento, o incluso, si tenemos la pantalla encendida, podría surgir la curiosa situación de que el móvil esté en teoría cargando, pero la capacidad de la batería descienda. ¿Por qué? Porque no se ofrece más energía de la que se gasta. Todo se pierde en el cable. Un cable de calidad podría ser relevante para cargar el móvil más rápido. Y el gasto no sería muy alto.

Un mal cable es peligroso

Pero aquí podemos hablar también de lo peligroso que puede ser un cable. Que nuestro móvil tarde una hora más en cargarse podría no afectarnos si lo cargamos por la noche. Si nuestro cable suministra energía de forma errónea, o si no tiene el aislante requerido para las diferentes conexiones, podría generar un cortocircuito, o una sobrecarga. Cuando trabajamos con alta potencia, esto podría incendiar el móvil, o hacerlo explotar, y esto sí sería grave. No solo dañaría el móvil, sino que también podrían en peligro nuestra integridad.

Así, no pienses que el cable no es relevante. Compra un cable de calidad para tu móvil. No aceptes cualquier cable de mala calidad, y gástate un poco de dinero en un cable que sea de garantías.