Lo mejor de Gboard es su sistema de escritura a una mano

Escrito por Emmanuel Jiménez

Gboard es el nuevo Teclado de Google que viene a sustituir al que hasta ahora ha sido la propuesta de Google para competir con SwiftKey y Fleksy. Llega con alguna característica de lo más llamativa, pero si hay alguna que para mí supone una mejora impresionante, esa es la escritura a una mano.

Gboard, rematando a SwiftKey y Fleksy

El Teclado de Google llegó después que SwiftKey y Fleksy, e integró funciones parecidas a estos, aunque desde un principio estuvo por detrás de estos en lo que a su funcionalidad respecta. Sin embargo, con el paso del tiempo han ido introduciendo más y más características, y no solo ha llegado a parecerse a estos, sino que ha llegado incluso a superarlos con todas las opciones. Pero la llegada de Gboard ha supuesto el golpe definitivo a SwiftKey y Fleksy, que irremediablemente estarán destinados a ir perdiendo usuarios con respecto a Gboard. El nuevo teclado integra varias nuevas funciones que son clave, como es el caso de un buscador de GIFs, pero también de la inclusión de un buscador en el propio teclado, con el que poder realizar búsquedas sin tener que hacer nada más que pulsar una tecla en el teclado. No obstante, lo que para mí es definitivo y una mejora muy relevante es el uso de escritura a una mano.

Gboard

Gboard, escribiendo con una mano

Con pantallas de 5,5 pulgadas, hoy en día se ha convertido casi imposible escribir con una sola mano. Solo hay una opción, y es la escritura deslizando sobre las letras para intentar de esa forma escribir con una única mano, pero dependemos mucho del autocorrector, y aun así no es fácil llegar hasta el extremo lateral de la pantalla. Sin embargo, ahora solo tendremos que pulsar en el logo de Google, para después pulsar en la opción central, y el teclado se reducirá para que podamos escribir con una mano.

Sí, no es una función nueva si tenemos en cuenta todos los teclados que existen para Android, pero sí es una función nuevo en el Teclado de Google. Para mí es una de las claves de Gboard y que lo convierte en imprescindible para cualquier usuario que estuviera acostumbrado a utilizar el Teclado de Google y que ahora quiera un teclado todavía mejor, aunque igual en lo que se refiere a características, aspecto, y usabilidad.