Si el cable de tu móvil comienza a fallar, sustitúyelo inmediatamente

Escrito por
Accesorios

Su precio es insignificante, casi podemos ni considerarlo. Los fabricantes lo regalan con sus móviles. Se incluye con toda clase de acciones para móviles. Pero su relevancia puede ser altísima. Puede ser determinante, e incluso puede ser capaz de acabar por completo con nuestro móvil. Hablamos del cable USB. Si empieza a fallar, será mejor que lo sustituyas inmediatamente.

El cable USB comienza a fallar

Los cables USB pueden fallar de dos formas. Una de ellas es que no consigan servir como medio de transferencia de energía, algo que podría ocurrir de forma sencilla con el paso de tiempo, sobre todo si los cables son de mala calidad. Si esto ocurre, la batería podría cargar de forma más lenta, e incluso podría descalibrarse. En tal caso, podemos cambiar el cable por uno nuevo y no tendremos mucho problema. Sin embargo, si el problema viene por un error de conexión, entonces seguir utilizando el cable es un grandísimo error, ¿por qué?

USB Type-C

Un error de conexión en el cable se produce porque hay un defecto físico en este. Quizás se ha dañado el conector. Si seguimos utilizando este cable, es posible que el conector de nuestro móvil también se dañe. La diferencia está en que mientras que sí podemos cambiar fácilmente un cable, gastando entre 0,50 euros y 10 euros, no podemos hacer lo mismo con el conector de un móvil.

El conector de carga de un móvil está soldado a la placa base. Si se daña, tenemos pocas opciones. Una de ellas es que alguien con muchísima habilidad sea capaz de desensamblar el móvil, retirar el conector, y soldar un nuevo conector. Con el nivel de miniaturización de los componentes hoy en día, no hablamos de habilidad, en realidad hablamos casi de imposibilidad. Pero aun para que esto sea posible, habría que desensamblarlo, y volverlo a ensamblar. Una completa locura, que además depende de la facilidad para reparar el móvil. La otra opción es cambiar por completo la placa base, lo que incluye elementos como el procesador, la memoria RAM, la memoria interna, los sensores… También algo impensable. Es decir, casi estamos hablando de tener que cambiar por completo de móvil.

Adaptador USB

Y no es necesario, si cuando el cable comienza a fallar, lo cambias por uno nuevo. Es mucho más barato, y te aseguras de no tener problemas. Por este motivo existen diferentes inventos muy útiles, como adaptadores que se fijan al conector, que incluso son magnéticos y reversibles. Si se dañaran estos, solo habría que sustituirlos por otros. Son una gran opción, y los podemos conseguir por menos de 15 euros. El conector de nuestro móvil siempre estará perfecto, y nunca tendremos este problema.