Por qué hay tantas marcas de móviles chinos ahora, y no antes

Escrito por
Android

Los móviles chinos forman parte hoy en día del mundo de los smartphones. De hecho, muchísimas veces hemos dicho que cuentan con una relación calidad/precio mejor que la de sus rivales. Ahora bien, ¿por qué hay ahora tantas marcas de móviles chinos? En realidad, es lógico.

Los móviles chinos siempre han existido, pero no los conocíamos

En primer lugar, hay que decir que los móviles chinos siempre han existido. Y cuando hablamos de móviles chinos, nos referimos simplemente a smartphones diseñados para venderse en un país en el que las posibilidades económicas son inferiores, y con unos costos de fabricación también inferiores. Es decir, por lo general siempre han sido móviles con una mejor relación calidad/precio que los que aquí teníamos. Pero los móviles no llegaban aquí, por diversos motivos.

Doogee Y6 en el color Negro Brillante parecido al del iPhone 7

Los envíos internacionales

Uno de ellos es que al principio las marcas de móviles chinos no estaban interesadas en vender en el resto del mundo. En principio porque no era sencillo. Hoy en día los envíos internacionales, y el auge de los distribuidores online de todo el mundo, ha hecho que vender móviles en otras partes del mundo sea más sencillo que venderlos en una tienda física de nuestra ciudad. Simplemente las marcas de móviles chinos han visto que vender fuera es posible y, ¿por qué no vender si se puede ganar más dinero?

Mejor relación calidad/precio

Tampoco podemos olvidarnos de que los fabricantes de móviles chinos han visto que estaban fabricando móviles con mejor relación calidad/precio que los que se vendían en Europa. En muchos casos, incluso, ellos mismos estaban fabricando en sus factorías los smartphones que luego se vendían aquí, con sus propios diseños, y que vendían a un precio muy inferior para que luego una marca de renombre los vendiera mucho más caros. Ante esta situación, es normal que se plantearan vender sus propios smartphones en otros países y así llegar a más posibles usuarios que quisieran comprar sus productos.

Cámara del Xiaomi Mi Note 2

La facilidad para traducir el software

Uno de los problemas a los que habrían podido enfrentarse hace años era el hecho de que sus móviles contaban con un software en chino y no en español, inglés, o alemán. Sin embargo, ya sabemos que hoy en día contar con una ROM traducida no es ningún problema, y si se dedica parte del presupuesto a desarrollar el software, se puede conseguir algo muy bueno por poco dinero. Incluso hay desarrolladores que hacen este trabajo gratis. No hace falta decir que conseguir una ROM en otro idioma es algo relativamente barato para una compañía que se dedica a fabricar y vender móviles. De hecho, de todo, es lo más barato del proceso. Así que eso tampoco era un problema.

Los acuerdos de patentes son importantes

Pero el problema de más relevancia con el que podían encontrarse son las patentes. Para una compañía china podría parecer imposible vender sus móviles en Europa. Al no contar con las patentes necesarias. Tendría que llegar a acuerdos con las compañías que tengan los derechos de dichas patentes en Europa. Patentes que tienen que ver con la tecnología de comunicación 3G, por ejemplo. Y está claro que si los fabricantes que venden en Europa quieren evitar que los fabricantes chinos les quiten cuota de mercado, aquí es donde podrían bloquear su camino. ¿O no? Pues en realidad no. Y es que por mucho que las marcas que venden en Europa tengan mucho renombre, no nos olvidemos de que Europa es un mercado relativamente pequeño, al igual que ocurre con Estados Unidos. China es el país más poblado del mundo. Y las patentes de las tecnologías de comunicación en China las tienen los fabricantes de móviles chinos.

Meizu X

Esto hace que una marca para nosotros desconocida como Gionee, haya llegado a un acuerdo con Qualcomm para que estos últimos puedan fabricar procesadores compatibles con las tecnologías 4G y 3G en China. ¿Gionee? Sí, esa marca de móviles tan baratos que ni siquiera nosotros hemos probado todavía. Esa misma. Y es que los fabricantes de móviles que venden en Europa y Estados Unidos, también quieren vender en China, porque es un mercado todavía más grande. Y para eso tienen que llegar a acuerdos con las marcas de móviles chinos. Estas marcas, obviamente, se encargan de poder conseguir también sus acuerdos para vender sus móviles en Europa y Estados Unidos. Y como da la casualidad de que son ellos mismos los que fabrican los móviles de Apple, Sony, HTC, y compañía, conocen perfectamente el proceso de fabricación de dichos móviles.

Fabrican los móviles de las grandes marcas

Puede que Apple hable sobre un proceso de pulido para su iPhone 7 que hace que la carcasa brille como ningún otro smartphone metálico. Sí. Pero ese proceso es realizado por fábricas en China, que lo aplican a todos los móviles que quieran.

Igual ocurre con las cámaras, las pantallas, o cualquier otra novedad en los móviles. Quizás uno piense que una pantalla curva, o una cámara con determinada tecnología, es una innovación de esa compañía y que es imposible de imitar. Pero no, en realidad no. Y es que los fabricantes de móviles chinos conocen a la perfección qué hace que una determinada cámara o que una pantalla sea tan buena, porque son ellos mismos los que las fabrican.

Honor 8 perfil inferior

Así es como hemos llegado a conocer marcas como Gionee, Meizu, LeEco, Doogee y otras tantas. Marcas que en realidad surgen porque han fabricado durante muchos años para otras grandes marcas, y ahora han decidido fabricar con su propio nombre y vender en todo el mundo. Algunas con más calidad, y otras con menos. Algunas más caras y otras más económicas, pero en general hoy en día tenemos opciones muy interesantes dentro de lo que son los móviles chinos, y casi siempre con mejor relación calidad/precio que en el caso de sus rivales.


Continúa leyendo

Los comentarios están cerrados.