El Samsung Galaxy X con pantalla flexible llegaría a finales de 2017

Escrito por
Samsung

Precisamente ayer hablábamos de las novedades que veríamos en los móviles que llegarían este año 2017, y entre ellas mencionábamos las pantallas flexibles, o más bien los móviles con pantalla flexible. El primero en llegar sería el Samsung Galaxy X, y ahora ya tiene una posible fecha de lanzamiento, a finales de este año 2017.

Lanzamiento para el Samsung Galaxy X

Si tenemos que comenzar a hablar de cuando se oyó por primer vez del lanzamiento de un smartphone con pantalla flexible, podemos llegar a comienzos del 2015. Fue en aquel momento cuando se dijo que Samsung podría lanzar un móvil a finales de año con una pantalla flexible. De hecho, ya habían aparecido prototipos de estas pantallas. El móvil no llegó, pero sí comenzamos a ver la pantalla flexible integrada en móviles con pantalla curva, como el Samsung Galaxy Note Edge. Al año siguiente se habló de un lanzamiento a finales de 2016 de dicho smartphone. Tampoco ha llegado como habéis podido comprobar ahora que ha finalizado el año. Y como no podía ser de otra manera, estamos en 2017, y se habla de un lanzamiento del móvil a finales de este año, aunque hay que decir que esta vez parece más probable.

Diseño imaginario del Samsung Galaxy S8

Lo parece porque tenemos nombre desde hace meses, Samsung Galaxy X. Pero también porque hace falta una innovación en el mercado que haga que Samsung compita con sus rivales, y hace tiempo que el prototipo del móvil está listo.

Se dice que el smartphone estaría disponible para ser lanzado entre el tercer y el cuarto trimestre de este año 2017. Son datos con mucho detalle como para ser algo falso. Aunque claro está, todavía queda tiempo como para que esto cambie. Y más que tiempo, todavía existe la opción de que finalmente Samsung decida no lanzarlo.

Tengamos en cuenta que el Samsung Galaxy Note 7 llegó con problemas de diseño que causaron explosiones, y esto llevó a la retirada del móvil del mercado. Un smartphone tan innovador como un Samsung Galaxy X con pantalla flexible, podría ser todavía más susceptible de estos errores, y Samsung no quiere otro error tan grande como ese. Por eso, todavía habrá que esperar.

La diferencia entre el Samsung Galaxy X y cualquier móvil Edge de la compañía, es que el móvil será flexible. Es decir, podremos hacer que sea curvo, o plano, mientras que los móviles con pantalla curva, son curvos, y no podemos modificar su forma. Sería algo innovador en el mundo de los móviles, y habrá que ver si finalmente se lanza o no. De momento, eso sí, el Samsung Galaxy S8 es el primero que tendrá que llegar como el buque insignia de este año.