Así será el LG G6: sin biseles, con Google Assistant y sin Snapdragon 835

Escrito por Emmanuel Jiménez
LG

Llegan más datos del LG G6. El smartphone se presentará antes que su gran rival, el Samsung Galaxy S8. Probablemente llegará en el Mobile World Congress 2017. Su diseño ya ha aparecido en fotos. Y hay algunas características a destacar. Sin embargo, también hay carencias. Una de ellas es que no contará con el procesador Qualcomm Snapdragon 835.

Con Google Assistant y un gran diseño

En la imagen que acompaña a este artículo podemos ver el que sería el nuevo diseño del LG G6. En la compañía se han olvidado del diseño modular, gracias a lo cual es posible reducir el tamaño del smartphone. Una de las claves es que se reducen al máximo los biseles, no solo los laterales, sino también el superior e inferior. Con esto, el porcentaje ocupado por la pantalla es muy alto, quedando el espacio para la cámara frontal, el altavoz, y los sensores. No habría botón frontal, y casi todo el frontal sería ocupado por la pantalla. Además de esto, se dice que el LG G6 será el primer smartphone en integrar el asistente inteligente Google Assistant que no sea ni un Nexus ni el Google Pixel. Buenas noticias para el que será uno de los smartphones más relevantes de la primera mitad del año 2017. Sin embargo…

LG G6

Un LG G6 sin Qualcomm Snapdragon 835

El gran problema de este teléfono inteligente podría ser su procesador, y es que se afirma que llegaría con el Qualcomm Snapdragon 821. El motivo por el que no integraría el Qualcomm Snapdragon 835 es que todas las unidades iniciales de dicho procesador habrían sido adquiridas por Samsung. En realidad, eso significa que Samsung habría llegado a un acuerdo con Qualcomm para tener la exclusividad temporal del Qualcomm Snapdragon 835. Ya ocurrió el año pasado con el Qualcomm Snapdragon 820, y por eso tardó más en llegar el Xiaomi Mi 5. No obstante, este año es más relevante porque el Samsung Galaxy S8 llegará después del LG G6. Si la estrategia de LG es llegar antes que Samsung, la consecuencia en este caso será tener que prescindir del procesador de alta gama de Qualcomm.

Curioso, porque en realidad el Samsung Galaxy S8 que llegaría a Europa y a muchas regiones del mundo no contaría con el Qualcomm Snapdragon 835. Sin embargo, son tantas las unidades que vende Samsung, que solo su modelo vendido en Estados Unidos y en alguna otra región ya venderá más unidades que el buque insignia de LG. A esto hay que sumar algo más, Samsung es quien fabrica el Qualcomm Snapdragon 835. Así que llegar a un acuerdo con Qualcomm tampoco parece complejo.