4 razones por las que tu móvil debería contar con USB Type-C

Escrito por Emmanuel Jiménez

¿Vas a comprar un móvil nuevo? Si es así, entonces debes plantearte que una de las características que debes tener en cuenta es que su conector sea el USB Type-C. ¿Por qué? Porque cada vez va a ser más relevante y cada vez va a tener funciones adicionales. Aquí tienes 4 razones por las que tu móvil debería contar con USB Type-C.

Carga más rápida

Lo primero a tener en cuenta es que el USB Type-C nos ofrece ventajas de conexión con respecto al conector estándar microUSB. Proporciona una carga más rápida y también una velocidad de transferencia de archivos superior. Todo esto se traduce en ventajas a la hora de cargar la batería del móvil, pues lo podremos cargar en menos tiempo. Hoy en día ya existe la carga rápida para el microUSB, pero lo cierto es que irán llegando cargadores más avanzados compatibles solo con móviles con USB Type-C.

USB Type-C

HDMI

No es la única ventaja, también está el factor del HDMI. El USB Type-C puede utilizarse como un conector de salida de vídeo, al estilo de un miniHDMI. De hecho, tiene exactamente la misma función. Eso quiere decir que un móvil con un conector USB Type-C podrá conectarse fácilmente a una pantalla externa sin demasiadas complicaciones. Es una ventaja a tener en cuenta.

Auriculares

Cada vez hay más móviles con USB Type-C, y algunos de ellos prescinden del conector jack porque se puede utilizar el USB Type-C como una toma de audio para auriculares. Auriculares digitales especiales, lógicamente. Sin embargo, con el tiempo puede que estos empiecen a ser más comunes que los estándar. Si eso ocurre, no querrás ser uno de esos usuarios que todavía sigan buscando algunos de los pocos auriculares con toma jack que sigan quedando en el mercado, ¿no?

USB Type-C

Existen adaptadores

Claro que quizás tú veas ventanas a contar con un microUSB. Una de ellas es que ya tienes muchos cables, o incluso que tienes accesorios que se conectan por microUSB. Puedes pensar que adquirir un móvil con Type-C significa renunciar a todo esto. Pero no es así. Existen adaptadores, y muy baratos, para pasar de USB Type-C a microUSB, así que eso tampoco será un problema en sí mismo.