Dos aspectos que nadie analiza en un móvil y que son clave en su funcionamiento

Escrito por Emmanuel Jiménez

Por lo general, cuando uno va a comprar un nuevo smartphone analiza varias características, como es el caso de la cámara, la pantalla, el procesador, la batería, o las diferentes capacidades de memoria. Sin embargo, hay dos elementos clave que casi ningún usuario analiza cuando compra un nuevo móvil y que son claves en el funcionamiento del teléfono inteligente.

Más allá de las características técnicas

Las dos claves de las que vamos a hablar tienen que ver con la memoria del móvil, pero no son simplemente ni las capacidades de memoria RAM ni de memoria interna, sino que hay que investigar un poco más allá para determinar cómo será el funcionamiento del smartphone. Hablamos del tipo de memoria RAM y del tipo de memoria interna, o más bien de la tecnología de estas memorias.

Qualcomm Snapdragon

Pero, ¿qué es eso en realidad? Bueno, igual que no es lo mismo hablar de un disco duro de 128 GB que hablar de una memoria SSD de 128 GB, siendo esta última mucho más rápida, tampoco es igual comprar un móvil con una memoria UFS 2.0, que comprar un móvil con una memoria UFS 1.0, por ejemplo. Aunque la capacidad de memoria interna sea la misma. Lógicamente, cuanto más avanzada es la generación, más rápida será. Y esto afecta de forma directa en el funcionamiento y en rendimiento del móvil.

Lo mismo ocurre con la memoria RAM. 2, 3 y 4 GB de memoria RAM. Pero no es lo mismo una unidad con tecnología LDRR3, que una memoria LDRR4, siendo estas últimas notablemente mejores.

Claro está, ahora llega la dificultad de localizar los datos concretos de las unidades de memoria de cada uno de los teléfonos inteligentes. Por lo general, los fabricantes que no integran las tecnologías de última generación tampoco lo anuncian, por lo que será difícil llegar más allá que de los 4 GB de memoria RAM, o los 64 GB de memoria interna. Así que habrá que investigar muy bien las diferentes tecnologías que utilizan cada uno de los componentes para no quedarnos solo con los datos que nos quieren vender cada uno de los fabricantes.