Cómo conseguir mejorar las llamadas de WhatsApp

Escrito por Emmanuel Jiménez

Las llamadas de voz de WhatsApp se lanzaron como una gran novedad, pero lo cierto es que muchos usuarios no han acabado sustituyendo estas por las llamadas convencionales, o por otras plataformas que ya se pudieran utilizar antes para realizar llamadas de voz IP. Uno de los motivos es por la calidad de las llamadas. Aquí te decimos cómo conseguir mejorar algo las llamadas de WhatsApp.

Mejora las calidad de las llamadas de WhatsApp

Cuando se lanzaron las llamadas de WhatsApp, y se comenzó a hablar de la calidad de las mismas, también se habló de otro factor clave, como era el caso del consumo de datos realizado por estas llamadas. Uno de los primeros ajustes que se recomendó a los usuarios fue el de seleccionar la opción “Disminuir uso de datos”, para no encontrarse con que habíamos consumido por completo nuestra tarifa de datos móviles por las llamadas de voz. Sin embargo, esto no fue ni mucho menos la mejor idea que pudimos tener los que nos dedicábamos a escribir sobre las novedades de WhatsApp. Sí, puede que si tenemos una conexión muy limitada sea mejor activar esta opción, pero en países como España en los que tenemos tarifas de al menos 1 GB de datos, esto no es necesario. Básicamente, el uso de datos que realizan las llamadas de WhatsApp es escaso, por lo que no debemos preocuparnos por eso. Y más cuando activar esta opción hace que la calidad de las llamadas empeore.

WhatsApp Logo Portada

Así, si tú has probado las llamadas de WhatsApp y parece que no consigues una buena calidad, ve a WhatsApp > Ajustes > Uso de datos, y al final encontrarás la opción Disminuir uso de datos. Desactiva esta opción, y cada vez que llames a un usuario con el que no exista una buena calidad en la llamada, dile también que lo desactive.

Aunque la calidad de la llamada todavía dependerá de la buena conexión a Internet de los dos usuarios, lo cierto es que mejorará con esta opción desactivada, y el consumo de las llamadas en datos no es muy alto, muy inferior al de un vídeo de Youtube, por ejemplo, por lo que eso no debería ser un problema.