La avaricia de los bancos, el gran obstáculo de Android Pay en España

Escrito por Emmanuel Jiménez

Android Pay es la plataforma de pagos móviles Google lanzó en el Google I/O 2016, pero que incluso antes había tenido un primer lanzamiento como Google Wallet. Sin embargo, a pesar del tiempo de existencia esta plataforma, todavía no está disponible en España. Y la culpa no es de Google, sino de la avaricia de los bancos en nuestro país.

Android Pay y su llegada a España

En España tenemos algunos de los bancos más grandes del mundo. Es el caso del banco Santander, o también podría ser el caso de CaixaBank. Dos grupos bancarios muy grandes, que son el principal obstáculo para la llegada de Android Pay a nuestro país. Y es que si bien es cierto que, por lo general, Google nunca ha dado una gran importancia a España en lo que a los lanzamientos de sus productos se refiere, en el caso de Android Pay, ellos no son los principales culpables de que la plataforma no llegue.

De hecho, se puede decir que Google no gana nada con la plataforma. Apple Pay, cobra una comisión de 0,15% por cada operación realizada con su plataforma. El grupo Santander, ya ha integrado su plataforma con Apple Pay. Algo semejante ha ocurrido en el caso de CaixaBank con Samsung Pay. Aunque estos últimos no cobran comisión, también trabajan en exclusiva con el banco español. ¿Por qué? No resulta muy difícil darse cuenta del porqué cuando vemos las diferentes promociones con las que cuentan estos bancos. Casualmente, CaixaBank promociona muchos dispositivos de Samsung, lo que incluso llevó a que el banco filtrara los datos del Galaxy S7 antes del lanzamiento. El caso del Santander con los productos de Apple es semejante.

Android Pay Portada

Así, vemos intereses económicos con grandes empresas que limitan la llegada de diferentes plataformas a nuestro país. Android Pay no cobra comisión, y estaría disponible para una gran cantidad de dispositivos en España. Si los bancos no lo integran es porque no quieren que sea una plataforma de Google la que llegue a tantos usuarios.

Pero el problema no es solo de CaixaBank y el grupo Santander, que tienen acuerdos con fabricantes de móviles que tienen sus propias plataformas de pago, sino también de aquellas entidades bancarias que no tienen dicho acuerdo pero que no quieren que otra compañía pueda obtener algún beneficio. Estas entidades bancarias, que son todas las demás en España, (CaixaBank y Santander incluidas, curiosamente), se han reunido para lanzar Bizum, una plataforma común de pagos móviles que ahora mismo solo sirve para realizar pagos entre usuarios. Ni siquiera es una plataforma única, sino que es una infraestructura en la que los diferentes bancos tienen que integrar su sistema. Más complejidad para un sistema de pagos, lo que nunca gusta a los usuarios.

Mientras se empeñen en utilizar este tipo de plataformas propias, y no den la opción de que plataformas generalistas como Android Pay lleguen a España, vamos a seguir sin poder utilizar los pagos móviles casi todos los usuarios, pues de momento Apple Pay, está limitada para los usuarios que tengan un iPhone con NFC, y Samsung Pay solo la pueden usar los usuarios de un Samsung compatible, que no son muchos modelos.