El Xiaomi Mi 6 podría llegar con 6 GB de RAM y 256 GB de memoria

Escrito por
Xiaomi

Finalmente, parece que el Xiaomi Mi 6 no contaría con el último procesador Qualcomm Snapdragon 835, el de última generación de la compañía. Sin embargo, para compensar esta carencia Xiaomi lanzaría su buque insignia con una memoria RAM de 6 GB y una memoria interna de 256 GB.

Sin Snapdragon 835

Ahora ya sí podemos decir que se han agotado todas las opciones de que se lance el Xiaomi Mi 6 con el Qualcomm Snapdragon 835. El procesador es el último que ha lanzado Qualcomm, pero no habrá suficientes unidades disponibles para cuando se lance el Xiaomi Mi 6. Por eso, el móvil contará con el Qualcomm Snapdragon 821, el de gama alta del año pasado. Una carencia relevante, sin duda alguna. No obstante, parece que el móvil podría contar con algunas características de alto nivel para compensar el hecho de que se integre este procesador. Sería el caso de la memoria RAM de 6 GB y de la memoria interna de 256 GB. Este último componente no suele estar presente en las versiones más vendidas de los móviles, pero sí podría ser el caso del Xiaomi Mi 6.

Xiaomi Redmi 4

Xiaomi Mi 6, ¿una compra ideal?

En muchas ocasiones decimos que son compras ideales las de los buques insignia de la pasada generación que han bajado de precio, y que incluso podemos comprar la versión más avanzada de este. Pues bien, es posible que ese sea el caso del Xiaomi Mi 6, pero porque llegará así directamente al mercado. Debido a que no habrá disponibilidad del procesador Qualcomm Snapdragon 835, se integrará el Qualcomm Snapdragon 821. Es un procesador más barato, lo que reducirá los costes del móvil. A la vez, Xiaomi podría invertir esta diferencia en el coste del smartphone en otros componentes. Y probablemente sería en componentes que tienen que ver directamente con el rendimiento del teléfono inteligente, como sería la memoria RAM y la memoria interna, que pasarían a ser de 6 GB y de 256 GB respectivamente.

Hoy en día el Qualcomm Snapdragon 821 es capaz de ejecutar todos los juegos y aplicaciones a la perfección y puede que a la larga, una memoria de 256 GB sea más útil que un procesador que solo es mejor por ser capaz de alcanzar una puntuación superior en los benchmarks.