Samsung Galaxy S8 y S8+ vs Samsung Galaxy S7 y S7 Edge ¿qué ha cambiado?

Escrito por
Samsung

Ya se han despejado todas las incógnitas y tenemos entre nosotros a los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+. Estos equipos vienen a sustituir a los Samsung Galaxy S7 y S7 Edge que tan bien le han funcionado a la compañía coreana ¿estarán a la altura? ¿cuánto cambian frente a sus predecesores? Vamos a ver las diferencias clave entre ellos.

Ya tenemos entre nosotros a los nuevos Samsung Galaxy S8 y S8+. Os acabamos de contar sus novedades pero lo que ahora toca es ver si frente a la anterior generación Samsung ha “evolucionado” o “revolucionado” sus terminales.

Cambio estético en los Samsung Galaxy S8 vs Galaxy S7

La primera y gran diferencia la tenemos en las pantallas. El Samsung Galaxy S8 ha subido a las 5,8 pulgadas, algo que ya es más grande que el Samsung Galaxy S7 Edge que tenía 5,7 pulgadas. Evidentemente las 6,2 pulgadas del Samsung Galaxy S8+ las superan y no digamos cómo dejan ya al Samsung Galaxy S7 y sus 5,1 pulgadas.

Pero, el tamaño de pantalla no es la única variable en este sentido porque lo que interesa es ¿son más grandes los nuevos Galaxy S8? Juzgad vosotros mismos, estas son las dimensiones de todos ellos:

  • Samsung Galaxy S7: 142.4 x 69.6 x 7.9 mm, 152 gramos.
  • Samsung Galaxy S8: 148,9 x 68,1 x 8 mm, 155 gramos.
  • Samsung Galaxy S7 edge: 150.9 x 72.6 x 7.7 mm, 157 gramos.
  • Samsung Galaxy S8+: 159,5 x 73,4 x 8,1 mm, 173 gramos.

Como se puede apreciar, los nuevos Galaxy S8 son algo más grandes pero sólo el S8+ se muestra como más pesado. Incluso, antes lo hemos comentado, el Galaxy S8 tiene más diagonal de pantalla que el Galaxy S7 Edge… y es más compacto y ligero que su predecesor.

Otro detalle de las pantallas de los nuevos Galaxy S8 son QHD+, es decir, de algo mejor resolución que las QHD de los Galaxy S7, o lo que es lo mismo: 2560 x 1440 píxeles vs  2960 x 1440 px. Esto se nota en cuanto a densidad y pese a que son pantallas de más tamaño, el Galaxy S7 Edge tenía 534 ppp y el Galaxy S8, que ya hemos dicho que es más grande, alcanza los 571 ppp, llegando el Galaxy S8+a los 529 ppp.

Finalmente, dento de la estética y más allá de las diferencias en cuanto a la forma redondeada de las esquinas de la pantalla, Samsung se ha llevado el sensor de huella dactilar a la parte trasera del equipo cuando había sido seña de identidad tenerlo en el botón Home del frontal que ha desaparecido, contribuyendo así a la nueva “cara” de los Galaxy S8.

samsung galaxy s8 colores

Potencia en los Samsung Galaxy S8 vs Galaxy S7

Samsung ha optado finalmente por el Exynos 8895 de ocho núcleos frente al Exynos 8890 que montaba el Galaxy S7 (además del Snapdragon 820 en algunos países). No se sabe si pasará lo mismo con este nuevo terminal pero está claro que se ha aumentado la potencia de los equipos pese a que se mantienen los 4 GB de RAM. Eso si, en el Galaxy S8 sólo habrá la posibilidad de contar con 64 GB de almacenamiento (recordemos que había de 32 a 64 y 128 GB). Eso si, no falta en los nuevos Galaxy S8 la microSD hasta 256 GB.

Por fin, USB Tipo C y Bluetooth 5.0

En cuanto a conectividad, se ha dado el salto lógico en los Galaxy S8. Destaca la presencia del USB Tipo C, que estrenó el Note 7 pero todos sabemos lo que pasó, y de Bluetooth 5.0 como grandes estandártes además del LTE Cat16 y compatibilidad con cualquier red 4G del mundo.

Baterías, algo mas que mAh

Y es que aquí llega una diferencia importante. El Galaxy S8+ tiene menos batería que el S7 Edge, que era el que ostentaba los 3.600 mAh el año pasado. Sin embargo, y aun que son 3.000 mAh el Galaxy S8 (como el Galaxy S7) y 3.500 mAh en el Galaxy S8+, la gran diferencia es que los nuevos se pueden cargar al 100% en apenas 20 minutos.

Cámaras, retocando lo que ya era muy bueno

Quizás es el apartado que menos ha cambiado en los Samsung Galaxy S8 frente al Galaxy S7. Siguen siendo las mismas cámaras de 12 MP con sensor dual-pixel… pero es que aún siguen siendo las mejores – y para algunos como DxOmark, las mejores -. Cuentan con apertura de f/1.7 de nuevo, estabilización de imagen y enfoque aún más rápido. El añadido es en la frontal que llega a los 8 Mp con autofoco y HDR, además del flash simulado en la pantalla – una característica que ya estaba .-

Pero es que, en este sentido se ha recogido el legado del Note 7 y contamos, aunque no lo parezca, con una tercera cámara. Se trata del sensor que se encargará de reconocer el Iris del usuario, una novedad del malogrado phablet que apenas pudimos disfrutar y que llegará con estos Galaxy S8.

Extras y software

Y es que en el sotftware econtramos más cambios que en el hardware – y aún no se ha anunciado cuáles llegarán en forma de actualización a los anteriores -. Está el nuevo asistente inteligente Bixby, un nuevo intento de la compañía por entrar en un terreno hasta ahora dominado por Google y Apple – y bueno, Microsoft lo intenta con Cortana -. Pero sobre todo es que nos despedimos de TouchWiz para recibir a Samsung Experience, la nueva interfaz para los terminales de la marca que llega, de momento, en exclusiva para el Galaxy S8 ya que no está en la actualización Android 7 de otros terminales.