Más novedades del Galaxy S8: Bixby no estará solo

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)

Y es que aunque una de las grandes propuestas de Samsung con el Galaxy S8 era Bixby, su nuevo asistente inteligente, parece que será la seña de identidad de estos nuevos terminales, la empresa coreana sabe que acaba de llegar a este particular mercado y, de momento, aprovechará y también incluirá en sus terminales el nuevo y remozado Google Assistant.

Movimiento inteligente de Samsung que va a estrenar un nuevo asistente virtual, Bixby, pero no quiere dejar a los usuarios a merced sólo de esta nueva Inteligencia Artificial. Es por ello que, aunque parece que el trabajo hecho por la coreana es notable, queda aún mucho camino por recorrer que llevan andando varios años otras empresas como Apple o Google.

Samsung elige la opción más inteligente

Es por ello que ha decidido que los Galaxy S8, aunque tengan esta “personalidad” incluida, compartirá piso con la otra inteligencia artificial que hay en Android, Google Assistant. De momento, y aunque parece que Bixby hace un trabajo parecido, está claro que los usuarios están interesados y les gusta la propuesta de Google por lo que Samsung ha tomado el camino inteligente y hasta que su IA sea más “lista”, ofrecer también el atractivo de tener la oficial de Android a un dedo de distancia.

bixby samsung

Bixby compartirá espacio con Google Assistant y otras AI si lo deseamos

Es similar a la propuesta de Microsoft hace tiempo con Cortana, que decidió que quería llevarla a otras plataformas como iOS y Android, no para atraer gente a Windows Mobile, que está muerto y enterrado por la propia compañía – aunque todavía han dicho que podrían retomarlo con el tiempo, pero las perspectivas no son muy halagüeñas-. La razón, como en el caso de Samsung es que la gente pueda comparar como funcionan sus sistemas de IA y, sobre todo, ganarse su favor no sólo para atraer usuarios a su plataforma sino para obtener los datos de ellos.

Recordemos que estas inteligencias artificiales lo que hacen es ir “aprendiendo” de nosotros. Con el tiempo cada vez van acumulando más y más datos sobre nuestros gustos, hábitos y formas de hacer las cosas. Nos puede parecer que lo hacen gratis pero no es así, pagamos a cada una con nuestros datos. La posibilidad de elegir uno u otro asistente (o ninguno) es también una decisión personal de a qué empresa le vamos a dar nuestros datos y con leyes como la que se está desarrollando en EE.UU. con las que tendrán todo el derecho del mundo a vender cosas como nuestro historial de búsquedas… es un tema que debemos sopesar.