Cómo ocultar ciertas apps en tu Android que no quieres que vean

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)

No vamos a juzgar las razones por las que has acabado interesado por cómo ocultar las apps que tienes en Android ante miradas indiscretas, pero si lo necesitas vamos a ayudarte con un simple tutorial para que mantengas las que quieras fuera de la vista de los demás.

Las apps que tenemos instaladas en nuestro Android dicen mucho de nosotros. Lo que hacemos, lo que nos gusta o lo que pretendemos hacer se puede saber viendo el listado de software que hemos descargado y que utilizamos. Además si hablamos de algunas de ellas que sirven para poner en contacto a las personas – con erótico resultado – pues además también hay acceso en ellas a nuestro perfil y nuestros datos.

Evidentemente que muchos habrán pensado al leer el titular en lo práctico que sería poder ocultar ese icono de Tinder o similares. No son las únicas apps que no queremos que sepan que llevamos en el móvil. De hecho, puede que seamos fanáticos de la privacidad y sin hacer nada malo, no nos guste que cualquiera que pueda coger el móvil lea nuestras conversaciones de WhatsApp o vea nuestro muro de Facebook.

Para todos los que estáis interesados en ocultar algunas apps que lleváis en el móvil, os comentamos que el primer paso para lograrlo, al menos de la forma más sencilla, es descargar una aplicación gratuita:

Ocultar apps, duplicar cuentas en redes sociales y hasta esconder fotos en Android

Lo cierto es que todas las opciones a partir de ahora no son otra cosa que aprovechar todo lo que ofrece esta aplicación. En primer lugar, es posible crear un espacio en nuestro terminal donde tendremos alojadas todas esas apps que queremos ocultar.

Además, la aplicación borra todo el rastro que puede haber de ella en el sistema, incluyendo nuestro historial en Google Place dentro de las “aplicaciones recientes” y, lo más importante, podemos también gestionar de forma independiente las notificaciones de las que tenemos ocultas, haciendo que no aparezcan en la barra de estado. Es más, podemos incluso “disfrazarlas“, para que por ejemplo, nos aparezca una notificación, supuestamente, de Gmail o Facebook cuando en realidad nos llega a Tinder.

Es posible hasta ocultar la propia aplicación de PrivateMe, que se puede transformar, aparentemente, en una simple calculadora que sólo activa la interfaz real cuando metemos una combinación de números o un PIN.

Finalmente, entre otras opciones también nos permitirá clonar apps y tener varias cuentas simultáneas abiertas, por ejemplo, en Facebook. Es decir, podemos tener una aplicación de Facebook “abierta” y luego una segunda privada con otra cuenta que nadie podrá ver. Y además, cuenta con la posibilidad de crear un álbum de fotos oculto en el que esconderemos todas esas imágenes que no queremos que nadie pueda ver.

Lo cierto es que el desarrollo de las apps está siendo tan importante que ya no hace falta unos conocimientos técnicos profundos para lograr resultados que hasta hace poco sólo conseguían los que eran realmente expertos en la materia. Al final, ya sólo se trata de instalar un app y ver como se resuelve nuestro problema fácilmente.