La genial idea de Samsung para no quemar los píxeles del Galaxy S8

Escrito por Emmanuel Jiménez

Píxeles muertos, quemados, dañados… En las TV de antaño, cuando una imagen se quedaba fija, existía la posibilidad de que se dañara esa sección de la pantalla que está fija. Se suele denominar a esto como “quemar la pantalla”, o “quemar los píxeles”. Pero Samsung ha tenido una idea genial para evitar que esto ocurra con el Galaxy S8.

Un botón que modifica su lugar

Una de las novedades del Samsung Galaxy S8 con respecto a los móviles de Samsung que se han ido lanzado en otro momento, es sin duda el hecho de que los botones físicos de navegación, que antes estaban presentes en todos los smartphones de Samsung del mercado, ahora ya no lo están. La compañía ha acabado con los botones físicos de navegación en el Galaxy S8.

De hecho, estos han sido sustituidos por los botones virtuales que vemos en pantalla. De esta forma, la pantalla es más grande, y aunque en ocasiones esta sección está ocupada por los botones, lo cierto es que cuando utilizamos el modo pantalla completa, como ocurre al ver una película, o al jugar a un videojuego, tendremos más superficie de pantalla útil.

Samsung Galaxy S8 Boton

Aún así, en el modo Always-On Display, que es el modo en el que tenemos la pantalla siempre activa, incluso cuando la apagamos, gracias al bajo consumo del color negro de las pantallas AMOLED de Samsung (solo consume batería los píxeles iluminados), sí hay un botón que queda encendido, y es el botón Home. Este está casi siempre encendido en la sección inferior de pantalla. Y esto podría llevar a que se quemen los píxeles por estar siempre encendidos. Esto haría que después de un tiempo, cuando la imagen cambie, esos píxeles se hayan “quemado”, y todavía podamos observar el botón, cuando en realidad debería estar apagado.

La solución en el Samsung Galaxy S8

La genial ideal que han tenido en Samsung podría incluso ser considerada como un error si no se aprecia con precisión. El botón Home nunca está en el mismo lugar, y nunca está perfectamente orientado. Si lo comparamos en diferentes momentos, veremos que está desplazado un píxel a un lado, o que se ha modificado el ángulo de giro del mismo. Todo esto es para que el botón no siempre esté en el mismo lugar, y así se evite que se quemen los píxeles.