¿Quién dijo que los móviles no servían para la fotografía nocturna?

Escrito por Emmanuel Jiménez

Por lo general, hablar de fotografía profesional significa hablar de algo en lo que nunca podemos tener a los móviles en cuenta. Sin embargo, lo cierto es que los móviles son cada vez mejores. Esto es lo que pueden conseguir smartphones como el Nexus 6P o el Google Pixel con la cámara que llevan integrada. Hablamos de fotografía nocturna y celeste.

Fotografía nocturna con un móvil

La fotografía nocturna no es simple en lo que se refiere al equipamiento necesario para poder realizarla. Mientras que otro tipo de fotografía depende más de la habilidad del fotógrafo, será imposible capturar una toma del cielo por la noche si no contamos con el equipamiento requerido. Ahora bien, si uno tiene los conocimientos necesarios de fotografía, es posible conseguir cosas con algunas cámaras que para usuarios sin conocimientos sería imposible. Es el caso de Florian Kainz, trabajador de Google, y que ha conseguido desarrollar su propia aplicación con la que poder capturar imágenes en completa oscuridad utilizando tanto un Nexus 6P como un Google Pixel. La clave está en la combinación de diferentes capturas de imagen, utilizando una alta sensibilidad ISO, y en tomas de larga exposición.

No solo eso, en realidad hay más. La aplicación solo sirve para poder realizar capturas de fotografías con ajustes manuales. Puede realizar hasta 64 capturas de cada toma. Una vez hecho esto, utiliza exposiciones de entre 2 y 4 segundos. Además, realiza 32 capturas con el smartphone con la cámara completamente tapada. Esto es para ver el ruido que genera el móvil de forma normal, y utilizar esta referencia más tarde para corregir las otras capturas en las que, por supuesto, aparece mucho ruido al utilizar una alta sensibilidad ISO.

DxOMark analiza el Google Pixel

Tecnicismos que quizás algunos de los que leáis no comprendáis, pero que nos ofrecen el resultado que podéis ver en las fotografías que tenéis en la galería. A priori, podría parecer que un móvil no es capaz de estar al nivel de una cámara de fotos DSLR. Y lo cierto es que eso es real, pero no es menos real que podemos conseguir fotos de alto nivel con los componentes que tenemos en el smartphone. Lo que está claro, es que con mejoras de software todavía es posible conseguir muchos avances en el mundo de la fotografía móvil.