El Galaxy S8 que llevarías al desierto y la Antártida llegaría en junio

Escrito por Emmanuel Jiménez

Junio sería es el mes en el que Samsung lanzaría un nuevo smartphone que casi podría ser presentado como un móvil de gama alta, pero que simplemente quedará como una variante del buque insignia de la compañía. Será el Samsung Galaxy S8 Active, un smartphone que podría sobrevivir en el frío de la Antártida y en el desierto.

Samsung Galaxy S8 Active, el móvil todoterreno

Con las características de alto nivel que vemos en el Samsung Galaxy S8, pero con un diseño que hace que sea un móvil ultrarresistente. Eso es el Samsung Galaxy S8 Active, cuya fecha de lanzamiento ahora ya sabemos, pues parece que llegará en el mes de junio. Probablemente las principales diferencias entre el buque insignia y este smartphone, además del diseño, serán los botones físicos con los que contará, así como la batería de gran capacidad. El Samsung Galaxy S7 Active contaba con una batería de 4.000 mAh, que ofrecía una autonomía superior a la del buque insignia, algo lógico si tenemos en cuenta que el móvil debería ser capaz de viajar al desierto o a la Antártida, donde no podremos enchufar el móvil.

Samsung Galaxy S7 Active Dorado

No obstante, la clave del móvil es que podría resistir caídas al suelo, así como también ser sumergido en el agua, sin que eso pueda suponer la rotura de la pantalla del smartphone, o el fin del teléfono inteligente.

En lo que a las características técnicas del Samsung Galaxy S8 Active se refiere, parece que el teléfono inteligente contaría con la misma pantalla Super AMOLED con resolución Quad HD+, que probablemente será de 5,8 pulgadas. La cámara también contaría con la misma resolución de 12 megapíxeles. El procesador podría ser un componente diferente con respecto a la versión comercializada en Europa, que integra el Exynos 8895, para pasar a integrar el Qualcomm Snapdragon 835. Al ser muchas menos las unidades que se comercializan del Galaxy S8 Active, es lógico que exista una única versión del teléfono inteligente.

Su precio, eso sí, podemos esperar que sea incluso más alto que el del Samsung Galaxy S8, al contar con los mismo componentes de alto nivel, pero con un diseño todoterreno.