Samsung Galaxy J5 (2016) vs Galaxy A5 (2016), ¿qué móvil comprar?

Escrito por Emmanuel Jiménez

Si estás buscando comprar un móvil Samsung con un precio relativamente económico, probablemente dos de las mejores opciones que tienes son los de la gama media del año pasado, el Samsung Galaxy J5 (2016) y el Samsung Galaxy A5 (2016). Son dos móviles que se encuentran entre los más vendidos. La diferencia entre ambos es de casi 100 euros, pero aun así esa no es suficiente diferencia para elegir entre uno u otro. ¿Cuál de los dos comprar?

Razones para comprar el Samsung Galaxy A5 (2016)

Es un mejor móvil. De hecho, toda la gama Galaxy A es de una calidad bastante buena, aun sin llegar a ser de gama alta. Algo que destaca es el buen diseño con el que cuentan. El Galaxy A5 (2016) es algo así como un Galaxy S7 barato. Con un marco metálico, y una carcasa posterior de cristal, el aspecto del móvil es muy premium.

El procesador es un Exynos 7580 Octa de ocho núcleos, siendo este un procesador de gama media-alta, con una memoria RAM de 2 GB. Así, el rendimiento de este smartphone también es superior.

A nivel multimedia es un smartphone notablemente mejor, con una pantalla de 5,2 pulgadas con una resolución Full HD de 1.920 x 1.080 píxeles.

A todo esto todavía hay que añadir la compatibilidad con la plataforma de pagos móviles Samsung Pay, que para mí es algo clave en comparación con el Galaxy J5 (2016).

Samsung Galaxy A5

Razones para comprar el Samsung Galaxy J5 (2016)

No obstante, si bien las características mencionadas del Galaxy A5 (2016) son diferencias entre este y el Galaxy J5 (2016), también hay algunas características que son iguales en los dos móviles, lo que puede hacer que este smartphone, mucho más barato, sea más interesante. Por ejemplo, tiene la misma memoria RAM y la misma memoria interna de 16 GB. Me parece bastante poco para un móvil de 260 euros, aunque bastante equilibrado en el Galaxy J5 (2016) que cuesta unos 170 euros.

La pantalla también es de 5,2 pulgadas, pero la resolución es solo HD de 1.280 x 720 píxeles, aunque también con tecnología Super AMOLED. La cámara es como la del Galaxy A5 (2016), de 13 megapíxeles. Incluso la batería es de más capacidad, siendo de 3.100 mAh, en lugar de los 2.900 mAh del Galaxy A5 (2016). Hasta aquí, características que pueden hacer que uno se plantee si de verdad se quiere gastar 100 euros más.

No obstante, las carencias del Galaxy J5 (2016) son también relevantes. Su procesador Qualcomm Snapdragon 410 es un gama básica de muy bajo rendimiento. Yo descartaría el smartphone únicamente por este motivo. El Moto G4 es más barato, y tiene mejor procesador, por ejemplo. Y el diseño del móvil es poco destacable. Claro que, precisamente este Samsung Galaxy J5 (2016) es un móvil Samsung barato, igual que lo será el nuevo Galaxy J3 (2017).

En definitiva, si quieres un Samsung, y quieres que sea un buen móvil, compra el Galaxy A5 (2016). Es más caro, pero si quieres gastarte más dinero, lo mejor no es comprar el Galaxy J5, sino otro móvil como el Moto G4.