Reparar el Samsung Galaxy S8 es más barato que reparar el Galaxy S7

Escrito por
Samsung

El Samsung Galaxy S8 es uno de los smartphones del momento. De hecho, puede que ser el mejor móvil del mercado ahora mismo. Su pantalla curva, infinita, es una de las características clave. Pero lo cierto es que eso también lo convierte en un móvil que en caso de caída podría romperse con facilidad. Claro que, en realidad, Samsung ha hecho mejoras en el móvil, porque reparar el Samsung Galaxy S8 es más barato que reparar el Galaxy S7.

Más barato que el Galaxy S7

El Samsung Galaxy S6 fue el primero de la serie Galaxy S que contó con una pantalla curva en una de sus versiones. Sin embargo, después de este han ido llegando nuevas versiones del móvil, como el Galaxy S7, que ha sido un smartphone todavía mejor y más completo. Y finalmente el Samsung Galaxy S8. Este último ya solo se ha lanzado en dos versiones con pantalla curva. Y la pantalla más pequeña es de 5,8 pulgadas. Además, el móvil no cuenta casi con biseles, por lo que en caso de caída, la pantalla recibirá el impacto.

Samsung Galaxy S8 Colores

Aun así, reparar el Samsung Galaxy S8 es más barato que reparar el Samsung Galaxy S7. Concretamente, tendremos que pagar 100 euros por reparar la pantalla del nuevo buque insignia que por reparar la del Galaxy S7. Esto es debido a que el nuevo diseño del smartphone facilita el proceso de reparación.

Si tienes un Samsung Galaxy S8, mejor que no lo tengas que reparar

No obstante, si tienes un Samsung Galaxy S8, lo ideal es que no lo tengas que reparar. Y es que si bien decimos que repararlo es más barato que en el caso del Galaxy S7, todavía tendremos que pagar unos 200 euros para reparar la pantalla, lo que supone una cantidad notablemente alta. En realidad es lógico, pues la calidad de la pantalla es altísima, es una pantalla Super AMOLED con mucha resolución, y además es una pantalla curva.

Si tienes un Samsung Galaxy S8, quizás lo ideal sería comprar la que probablemente es la mejor funda que hay disponible para el móvil.