Cómo ahorrar batería en tu móvil eligiendo el color del fondo de pantalla

Escrito por
Trucos

Ahorrar batería se convierte en algo clave con cualquier smartphone. Pero, ¿realmente es posible ahorrar batería con un móvil? Pues sí, incluso con eligiendo el color de fondo de pantalla que menos energía consume dependiendo del smartphone que tengamos.

Pantallas AMOLED

Para llegar a entender por qué el color de un fondo de pantalla puede conseguir que gastemos más o menos batería, hay que entender cómo funciona una pantalla. En primer lugar, diremos que la pantalla es el componente que más energía consume en un smartphone. Cuanto más tiempo esté apagada la pantalla, más batería ahorramos. ¿Y cuando está encendida?

Xiaomi Mi Note 2 Pantalla Curva

Las pantallas AMOLED cuentan con subpíxeles de un solo color: azul, verde y rojo. A veces también hay subpíxeles blancos. Cuando un píxel de una pantalla AMOLED tiene que ser blanco, se encienden todos los subpíxeles de ese píxel. Cuando tiene que ser azul, verde o rojo se enciende el subpíxel correspondiente. Y en caso de que sea un color que sea una combinación de ambos, se encienden varios en diferentes niveles de intensidad.

Ahora bien, cuando el píxel tiene que ser negro, en la pantalla Super AMOLED no se enciende ningún subpíxel. Obviamente, eso ahorra batería. Así que el objetivo es que la pantalla cuente con una interfaz de color negro, y que el fondo de pantalla sea también de color negro. Ahora bien, si queremos que realmente ahorre, los píxeles tienen que ser negros de verdad. Porque si no es absolutamente negro, los subpíxeles se encenderán, y consumirán energía.

Pantallas LCD

El caso de las pantallas LCD es diferente, porque en estas pantallas es imposible que cada uno de los LEDs se enciendan de forma independiente. Los píxeles de las pantallas LCD no tienen luz, por lo que estas pantallas cuentan con un panel de luz completo que ilumina la pantalla. Y delante de este hay un panel con subpíxeles de colores que es lo que da el color. En este caso, lo que más energía consume es que un píxel sea negro, porque se tienen que activar los tres subpíxeles. Y lo que menos energía consume es que el píxel sea blanco, porque no se activa ningún subpíxel. Así, los fondos de pantalla de color blanco son los que menos energía consumen. En este caso, no tienen que ser de un color blanco absoluto, aunque este será el que menos energía consuma.