¿De verdad mueren los relojes inteligentes? En realidad no

Escrito por
Android Wear

Últimamente decimos que los relojes inteligentes parecen estar muriendo. Y es que no acababan de incluir características técnicas que de verdad los convirtiera en realmente útiles. Sin embargo, lo cierto es que los relojes inteligentes no están muriendo.

Los relojes inteligentes se han vendido mucho

Cualquiera podría decir que los relojes inteligentes se han vendido muy poco. De hecho, en comparación con las ventas de los smartphones sí que es cierto que no se han vendido ni mucho menos los mismos relojes inteligentes que teléfonos inteligentes. Sin embargo, está no sería una comparativa real, pues los relojes inteligentes no son smartphones. No podemos enviar mensajes ni realizar llamadas. Solo en algunos relojes inteligentes sí es posible realizar llamadas, pero desde luego no en los más vendidos.

Así, una comparación realmente útil habría que hacerla con las ventas de los relojes tradicionales. Y lo cierto es que si comparamos las ventas de los relojes suizos con las ventas de los relojes inteligentes podemos dejar claro que mientras que los relojes tradicionales ahora se venden menos, los relojes inteligentes se venden mucho más. En febrero del 2016 las ventas de los relojes inteligentes eran de 8,1 millones de unidades mientras que las de los relojes suizos eran de 7,9 millones de unidades.

Para tratarse de un mercado al que se habían dedicado estas compañías durante mucho tiempo, el hecho de que los relojes inteligentes superarán en ventas a los relojes tradicionales supone un cambio claro, porque la llegada de fabricantes de smartphones a este mercado puede suponer el fin de los fabricantes de relojes suizos.

Si bien es cierto que nunca se dejarán de vender los relojes tradicionales, los relojes inteligentes no son ni mucho menos relojes que se venden poco. De hecho se venden muchísimo, y es por eso por lo que cada vez más fabricantes de relojes tradicionales están lanzando sus propios relojes inteligentes. Quizás las ventas de los smartwatches sean pocas para los fabricantes de smartphones pero para los fabricantes de relojes tradicionales sí son muy interesantes. Es por eso por lo que seguirán llegando más relojes inteligentes al mercado.