Crossy Road: cruza la carretera sin ser aplastado por coches o trenes

Escrito por
Análisis Aplicaciones

El jugar en los terminales Android es uno de los usos más comunes que actualmente se le pueden dar a los teléfonos y tablets con el sistema operativo de Google. Si buscas uno sencillo y que te haga pasar buenos ratos ahora que las vacaciones están cerca o han comenzado, no dejes de probar el que te recomendamos en este artículo: Crossy Road.

Así pues, Crossy Road es un desarrollo que encaja con lo que se busca en más de una ocasión: poder jugar una partida puntual a un título que se divertido y que no necesite emplearse mucho tiempo para conseguir los objetivos. Así, por ejemplo, este desarrollo es perfecto mientras se espera la llegada del tren o, simplemente, en esos diez minutos que se tienen antes de ir a una cita. Y, todo ello, sin complicaciones ni grandes requisitos.

Y, esto último es importante, ya que no todo el mundo tiene un smartphone de gama alta (especialmente lo más pequeños que son un público objetivo de Crossy Road). Así, en nuestras pruebas en dispositivos con procesador de Doble Núcleo Crossy Road funciona perfectamente. Además, la versión Android que se debe tener tampoco es un hándicap, ya que la mínima es la 4.1 -algo que la inmensa mayoría de los modelos que hay en circulación cumplen-. Un ejemplo de dispositivo en el que este juego funciona perfectamente es el Motorola Moto E de primera generación.

Si te preguntas por el manejo, hay que decir que Crossy Road tampoco ofrece complicación alguna en este aparatado, ya que todo ser realiza mediante gestos (avanzar o los desplazamientos laterales) y, además, como el desarrollo esta traducido a poco incluso los más pequeños pueden aprender a jugar de forma independiente. Por cierto, que el sonido no es precisamente una de las mejores posibilidades de esta aplicación, ya que apenas aporta nada a la hora de pasar un buen rato -exceptuando en el momento de ser atropellado el protagonista-.

Crossy Road, cómo jugar

Lo cierto es que el objetivo es bien sencillo: se tiene que conseguir cruzar el máximo de carreteras, vías de tren o ríos que van apareciendo en la pantalla. Esto hace que se sumen más puntos, que es el resultado final que se obtiene y que marca lo mucho o poco que se avanza. Como se ve, nada complicado ni que no se entienda. Así pues, hay que ser preciso y rápido con los movimientos, sin pensar en nada más (ni la carta a jugar ni la inversión en un edificio a realizar). En nuestras pruebas, tenemos que reconocer que nos ha enganchado por momentos debido a que es divertido.

Eso sí, nada de muchas partidas seguidas a Crossy Road, ya que esto hace que, al ser una temática muy repetitiva, se acabe con cierta monotonía. Por cierto, que el que se haga una foto del protagonista cuando es atropellado es un detalle de lo más simpático ya que la imagen que queda es, cuando menos, curiosa.

Sin ser uno de los juegos con más opciones que hemos visto, no es menos cierto que en Crossy Road existen algunas posibilidades adicionales que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, es posible cambiar al protagonista y que este sea un elfo y, también, existe la posibilidad el compartir los avances en redes sociales.

Conseguir Crossy Road

Si se desea dar una oportunidad este juego que resulta perfecto para los momentos en los que se tiene algo de tiempo -pero no mucho para emplearlo con el terminal Android-, es posible descargarlo desde las tiendas Galaxy Apps o Play Store. Ocupa poco espacio y, por la temática y sencillez, es un desarrollo que está perfectamente adaptado para que lo utilicen los más pequeños de la casa. El ser gratuito es un aliciente más, no hay duda.

Tabla juego Crossy Road

Descarga de Crossy Road en Galaxy Apps.